La lupa

La ONU corrige a Benedicto XVI

El año pasado, durante su primer viaje a África, el Papa dijo que los condones contribuyen a expandir el sida. El programa de Naciones Unidas para luchar contra la enfermedad, ONUSIDA, informó ayer de que gracias a los preservativos y la educación sexual en la última década se redujeron un 25% los contagios del VIH en jóvenes en los 15 países del mundo con más sida. No digo yo encerrarlo o multarlo, pero ¿de verdad es necesario que demos 6.000 millones de euros anuales a una organización cuyo líder mundial dice estas cosas?