Opinion · La preguntadora

Los CIES, el infierno en nuestra tierra

Marta Nebot

 

No está confirmado que haya cielo e infierno al que ir tras la muerte. Lo que sí que lo está es que los hay en la Tierra y, además, muy cerca de casa.

Las Cíes son unas islas paradisíacas gallegas; los Cíes (Centros de Internamiento para Extranjeros), Guantánamos españoles, cárceles para inmigrantes donde sus derechos y deberes no están ni escritos.

Hace años que varias asociaciones intentan ayudar a estos presos, los más inocentes de todos, sólo culpables de intentar mejorar sus perspectivas, como cualquier hijo de vecino con una única salvedad: pretender mejorar desde lo peor. Ahora una campaña de AVAAZ.org, va a pedir vuestra firma, próximamente, para intentar obligar a nuestros partidos políticos a comprometerse por escrito a aprobar un reglamento para estos centros que, por ley, debía estar publicado desde junio de 2010.

Los informes y la documentación que tienen son escalofriantes. No los llamo Guantánamos para escribir una frase llamativa. Lo hago para que las imágenes de aquéllo, que hay en los subconscientes,  se sumen a las de la miseria y el hambre de los que vienen en pateras y así seamos conscientes de la magnitud de esta ignominia.

El Ministerio del Interior socialista ni recibió a estas asociaciones que, con otras más de 350, solicitaron que simplemente se cumpla de una vez la ley de extranjería.

Firmemos para que gobierne quien gobierne, se haya responsabilizado previamente de acabar con esta lacra nuestra.

El infierno también está aquí y no debemos permitir que la crisis lo siga haciendo más grande.