Tres visiones de la India

La mirada occidental sobre India ha brindado muchas joyas literarias. Merece la pena volver sobre algunas de ellas. Elegiré un tema recurrente: la compleja relación entre mujeres occidentales y hombres indios, ya muy delicada cuando el subcontinente era colonia británica.

1) En ‘El dios elefante’, una de las tres novelas cortas que componen ‘Elefanta Suite’ (Alfaguara), Paul Theroux sigue la tradición de E. M. Forster con su ‘Viaje a la India’ y de Paul Scott con ‘La joya de la corona’. Alice, la americana protagonista, es violada y el entorno indio (sin la antigua actitud reverencial hacia lo occidental, y con una marcada ‘huella genética’ por pasados agravios) la condena de entrada, incapaz de comprender siquiera que una mujer blanca viaje sola. El agresor es un prototipo deformado del ‘nuevo indio’. Empleado en una central de llamadas de Bangalore (meca tecnológica del país) trastoca sus valores a medida que pierde respeto al inglés académico que le enseñaron. A medida que utiliza en su trabajo el idioma directo y americanizado que necesita para responder a granjeros tejanos o amas de casa de Wisconsin, se aleja de los modales corteses y rompe barreras antes infranqueables. Incluso la violación tiene para él algo de símbolo liberador. Theroux no ha seguido el mismo camino en su novela india más reciente, ‘Un crimen en Calculta’ (Alfaguara, 2011), centrada en la relación entre dos norteamericanos.

2) ‘Viaje a la India’ (Alianza) es una obra maestra publicada originalmente en 1924 y objeto de una buena adaptación al cine que dirigió David Lean. Se desarrolla durante la dominación británica, cuando el ‘nativo’, sólo por serlo, resultaba sospechoso para el poder colonial. Pese a ello, el doctor Aziz, acusado falsamente de un intento de violación por la inglesa Adela Quested, sale con bien gracias a que ésta se retracta en un juicio que se convierte en centro de una agria disputa entre ocupantes y nacionalistas. Un profesor británico, Cyril Fielding, que busca el equilibrio entre los dos mundos, se pone del lado de Aziz, lo que casi le condena al ostracismo.

3) En ‘La Joya de la Corona’ (Planeta/Seix Barral), publicada originalmente entre 1966 y 1972, y convertida por Granada Television en una magnífica serie, la violación de una inglesa convierte a su inocente amante indio en objeto de la venganza de un jefe de policía británico. El incidente desata disturbios como los que jalonaron la lucha por la independencia, que cristalizó en 1947. La lección que aprende el amante, Kumar, es más dolorosa porque, educado en la metrópoli, llegó a creerse más inglés que indio.