Luna Miguel

Misa

MISA

El Jony es un máquina. Viaja mucho, curra para mil movidas y le contratan en todo tipo de empresas. Una vez trabajó para Durex y le regalaron dos cajas enormes llenas de lubricantes, gomitas y juguetes. Jony es tan buena gente que nos fue repartiendo la mercancía viscosa a todos sus amigos (yo opté por quedarme con el tubo de Masaje Sexy). Aunque su trabajo más excitante fuera como técnico de sonido en la Macro-Misa del Corpus, Jony cuenta que prefiere mil veces los lubricantes a las hostias. Habrá que gastar los productos antes de que caduquen, nos dice. Por una vez follar es más barato que ir a misa.