Fuego amigo

Más educado que la madre que lo parió

....................................................................................................................................................................

Se subió al estrado, y, jaleado por las risas de aprobación de los suyos, calificó al ministro de Fomento José Blanco como "inútil total" y "caradura". Eso sí, pidiendo prestados los insultos a Rubalcaba, que al parecer fue quien los estrenó en 1999 contra el entonces ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, del PP. Por cierto, aquel ministro de Fomento que, con la firma del convenio con los controladores aéreos, permitió que los señoritos tuviesen una jornada laboral de cinco horas y salarios a la altura de sus torres de vigilancia.

Fue un momento gracioso porque, apenas era jaleado por su banda, Mariano se disculpaba diciendo (no era ahora cuando tocaba reírse, pedazo de tontos) que él jamás emplearía semejantes epítetos (ahora sí os podéis reír). Y todos desde su bancada volvieron a reírle la gracia, aturdidos por haber actuado a destiempo. Mira que tiene suerte Mariano: le ríen las gracias y las desgracias, sin solución de continuidad. Audiencia cautiva se llama a eso.

Lo que no sé es por qué no le gustan esos insultos a Mariano. Será que se ha vuelto un refinado gourmet de la chulería, o bien que su especialidad consiste en insultar sólo a presidentes de gobierno. He vuelto a repasar la lista, no me canso de recordarla, ("bobo solemne, cobarde, irresponsable, inexperto, antojadizo, veleidoso, inconsecuente, acomplejado, tiene de adorno la cabeza, indigno, cobarde, perdedor complacido, hooligan, traidor, taimado, maniobrero, chisgarabís, sectario, falto de criterio, ambiguo, débil e inestable, además de tener sólo categoría para subsecretario, como mucho"...) y es verdad, no aparecen ni "inútil" ni "caradura" en el diccionario de groserías del líder de la oposición.

No sé vosotros, pero yo agradezco que Mariano, según se le va mudando la cara de futuro presidente, se haya vuelto tan educado y exquisito.

---------------------------------------------------------------------------------------

Meditación para un fin de semana:

Arnaldo Otegi ha sido absuelto por la Audiencia Nacional del presunto delito de enaltecimiento del terrorismo. Todavía le queda un tiempo a la sombra por otros dos presuntos delitos: el de financiar a ETA a través de las Herriko Tabernas y el de intentar renovar la Mesa Nacional de Batasuna, considerada el entramado político de la banda terrorista.

Personalmente me alegro de la decisión de la Audiencia Nacional, pues tengo el pálpito de que Otegi es mucho más útil para organizar la futura paz negociada (aunque nadie se atreva a llamarla así) en libertad que en la cárcel.