Fuego amigo

Víctimas de las asociaciones de víctimas

 

Desde la autoridad que me confiere ser presidente de la VAVT, o sea, de las Víctimas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) quisiera manifestar por qué no me he manifestado el pasado fin de semana con esa sección peripatética de manipulación de víctimas del Partido Popular.

 

No me manifesté con ellos porque su presidente, Mariano Rajoy, justificó su ausencia por problemas de agenda. Si él no va, yo tampoco. Los protocolos presidenciales son así de rígidos. Es una justificación idiota, ya lo sé, pero tengo que ponerme a su altura para que me entienda. En el lenguaje político estas necedades se disculpan por la misma complicidad con la que hablamos muy seriamente de los Reyes Magos con nuestros hijos: "Mariano es que no podía venir porque no le avisaron con tiempo", diría Cospedal con gesto pícaro de o sea fijaté tú. Y todos lo comprendimos, o sea.

 

Podría parecer que ese partido bipolar está haciendo esfuerzos hasta el ridículo para captar votos desde la extrema derecha al extremo centro, repartiéndose los papeles de fachas y demócratas con la profesionalidad de los actores de tragedias. Pero en ellos nada es lo que parece. Acudió, eso sí, lo más escogido de la extrema derecha del partido, mezclada entre la multitud, como gente corriente y piadosa, sensible al dolor de unas víctimas del terrorismo que, mediante una adecuada manipulación, pasan a ser víctimas de Rodríguez Zapatero.

 

Esa extrema derecha acompañaba en su dolor a los voceadores de lemas como "Zapatero, embustero" o "Rubalcaba a prisión", en una manifestación organizada en principio para que el gobierno español impidiese que Sortu, la izquierda abertzale, pueda presentarse a las elecciones. Nada les importa que eso sea precisamente lo que hizo el gobierno hace ya semanas, o que las fuerzas de seguridad sigan deteniendo a etarras.

 

Por eso, como víctima que soy de esa asociación de víctimas del terrorismo que utiliza cruelmente el dolor de todos los españoles para la batalla política, exijo para mí el respeto que niegan impúdicamente a las víctimas del terrorismo que ellos dicen defender.

 

Las víctimas, también los que somos sus víctimas, nos merecemos un mayor respeto.

-----------------------------------------------------------------------------

 

Meditación para hoy:

 

Hace mucho tiempo que no introduzco una meditación. Tendré que meditar sobre este asunto.

 

Más Noticias