Fuego amigo

Antisistema, y a mucha honra

 

No era el sábado el día de reflexión, ese invento anacrónico que ya deberíamos haber suprimido, sino hoy. Es hoy, lunes, el verdadero día de reflexión en la sede de los partidos políticos, en las tertulias, en los medios de comunicación, el día en que se cumplen todas las profecías electorales, incluso las que nunca se profetizaron, y se echa mano de la sociología para explicar científicamente unos resultados inexplicables.

 

Estas elecciones lo habían puesto todavía más difícil a los expertos en prospectiva, pues un suceso imprevisto y de difícil evaluación, como ya había ocurrido en un lejano 11M, podría haber interferido en el sentido del voto de los numerosos indecisos: el Movimiento 15M. Yo no soy profeta, pero estoy dispuesto a vaticinar que desde este momento todos los partidos intentarán explicar "eso suyo" gracias a, a pesar de, o por culpa de esa juventud antisistema que vota sin votar y cuya protesta se ha colado por la ranura de las urnas como un vendaval.

 

Quiero pensar que esos 925.000 votos blancos y nulos, que se han convertido en "la cuarta fuerza política", se deben en parte al efecto Puerta del Sol, al menos ese brusco aumento de casi un cincuenta por ciento de los votos en blanco, puro castigo al sistema.

 

Ayer en Sol, uno de los asistentes a la acampada me insistía en que este movimiento asambleario no debe ser asimilado a las revueltas callejeras "antisistema" contra el foro de Davos y demás reuniones de líderes mundiales en cuyos aquelarres se reparten el mundo. Él cree que se trata de una palabra maldita, pero el movimiento 15M o es antisistema o no es nada, una voz crítica, cada vez más necesaria, contra un sistema de bipartidismo que agacha la cabeza ante el clero y el poder económico criminal, que ha desmontado la empresa pública, que permite que la corrupción sea respaldada con los votos... Un sistema que solo se puede cambiar con métodos antisistema.

--------------------------------------------------------------------------

 

Apuntes para una meditación:

 

El Partido Popular acertó de pleno en el mensaje, convirtiendo estas elecciones en un preámbulo de las generales, con el discurso de la crisis económica y la tragedia nacional del paro como único leit motiv. Ha barrido.

 

IU ha cosechado un aumento esperanzador de votos, pero ha perdido estrepitosamente su feudo de Córdoba. ¿Un corrimiento a la derecha parejo al corrimiento a la derecha de Rosa Aguilar, su antigua alcaldesa?

 

Entre los resultados que explican el autismo electoral de nuestros compatriotas quiero apuntaros los siguientes:

Gana en Valladolid el más repugnante representante del machismo y la desfachatez política, retrato robot del candidato del PP.

Gana Cascos en Asturias, escindido del PP por motivos que no tienen nada que ver con un proyecto político.

En Valencia y Baleares, ejemplos de corrupción en la prensa internacional, crece el voto de la derecha.

 

Bildu obtiene unos resultados espléndidos. Y digo espléndidos porque lo entronizan como partido democrático, sin vuelta atrás, donde desarrollar con la palabra, y no con las armas y los cócteles Molotov, su proyecto político nacionalista, independentista y de izquierda.

 

Zapatero ha salido a dar la cara, para recoger en mano el fracaso de su gobierno y de su partido, apartando así a los candidatos a su sucesión (Rubalcaba y Chacón) del efecto arrastre.

 

Anunció, eso sí, que agotará la legislatura, como dando por hecho que el descalabro de ayer no tiene por qué afectar a la labor de gobierno hasta dentro de once meses. Y aquí es cuando viene la gran pregunta como meditación para hoy: Considerando que los grupos políticos que hasta ahora le han apoyado en el Parlamento tienen en adelante que atender a sus propios pactos para formar gobiernos y alcaldías, ¿podrá Zapatero seguir obteniendo el apoyo suficiente para llegar al final de la legislatura?

 

Y una última reflexión: el PP ha obtenido más de 400.000 votos con respecto a las anteriores elecciones, mientras que el PSOE ha perdido un millón y medio. ¿A dónde ha ido a parar ese millón largo de votos que no ha recogido el PP?

 

¡Anda que no tenéis tarea!

-------------------------------------------------------------------------

 

Ayer al mediodía me pasé por Sol, necesitaba tomar fuerzas para enfrentarme a las malas noticias de la noche Os dejo algunas fotos.