Marcha a Bruselas

VOILÀ!

PEDRO LOBERA

Voilà! No tengo claro lo que quiere decir pero mi equipaje ya está listo, no hay vuelta atrás.  El sábado me uno con los marchistas y caminaré, caminaré y caminaré hasta Bruselas y más allá. Vamos, lo que haga falta. En el viaje me acompaña Maribel, una mujer comprometida que es capaz de pedir un mes de permiso sin sueldo, al igual que otros marchistas, para dar la cara contra la injusticia.

Yo utilizo mis vacaciones para hacer este "largo" tramo final de la Marcha. Remarco lo de "largo", casi tres semanas, que si no parece que voy a hacer un par de jornadas y mis compañeros de trabajo y de sindicato me toman el pelo. La verdad es que las reacciones de los compañeros de trabajo han sido diversa,s cuando les he contado que voy a caminar todas mis vacaciones en una Marcha que denuncia la barbarie que supone esta reforma laboral y las demás medidas anti-crisis que están consiguiendo que paguemos la crisis los de siempre.

Me sorprende gratamente que, el 90% a los que les cuento mis intenciones,tienen conocimiento de que la Marcha existe y de que se está realizando. Y unos, los que más me conocen, me dicen que estoy loco pero que es normal en mí.  Y otros dicen que somos tontos y que con estas cosas no se consigue nada.

Yo estoy convencido que ante las injusticias hay que hacer siempre algo. Que si queremos transformar la sociedad nosotros, tendremos que movernos nosotros. De lo contrario son otros la que la transforman para su beneficio. Por eso, muchas veces, las prqueñas locuras de unos pocos provocan grandes cambios. Por lo pronto, a la gente que hemos participado y participarán en la Marcha a Bruselas, nos ha servido   para darnos impulso de cara a la Huelga General del 7 de septiembre en Francia y la del 29 de septiembre en el estado español, que no es poco. Seguramente en sus centros de trabajo y entre sus amigos, hablarán   que un puñado de locos caminan sin descanso para luchar contra la justicia y, solo por ya merece la pena.   Del transcurso del viaje os cuento en breves, que soy un poco  Paco Martínez Soria  con esto de los viajes.