Silencio

Pero España era una, y grande, y libre… Y ellos no eran más que unos traidores, y unos agitadores y un peligro para la unidad de la patria… Habían perdido. ¡Callad, callad! ¡Desterrad las palabras: PAN, JUSTICIA, LIBERTAD, UTOPÍA…¡Os cortaremos la lengua si hace falta! ¡Silencio! Que nadie pueda oír vuestro lamento… ¡Ha estallado la paz!

Dibujo:Juan Kalvellido.

Texto: Marisa de la Peña