Memoria Pública

Los Cuatro de Torrellas

Finalizados los trabajos forenses, esta mañana han sido enterradas en la localidad zaragozana de Torrellas (Zaragoza) las cuatro víctimas de la represión franquista que fueron exhumadas del cementerio civil de Ágreda (Soria).

Se trata de Luis Torres (35 años, jornalero), Marcelino Navarro (17 años, aguacil), Feliciano Lapuente (33 años, campesino) y Gregorio Torres (alcalde). Según el informe preliminar del equipo forense, se concluye que los cuatro civiles fueron sacados de sus casas por fuerzas de la Guardia Civil y Falange y fallecieron "como consecuencia directa de las lesiones [producidas] por arma de fuego".

Imágenes de la fosa.
Imágenes de la fosa.

Ana Isabel Lapuente Torres, nieta de Luis Torres, se remonta a 2003 para explicar cómo empieza todo. "El Ayuntamiento quería construir una serie de nichos en la zona donde se encontraba la fosa común; denunciamos el hecho y comenzamos a movilizarnos para lograr la exhumación de nuestros familiares. Fueron años de batalla contra las autoridades, ya que no existía la ley de Memoria Histórica". Tal y como explica Lapuente, el hallazgo ha contado con la colaboración de los vecinos del pueblo, quienes "sabían dónde estaba la fosa y repitieron sin parar que vieron cómo los mataban en la zona de Los Cabezos y luego los tiraron por la tapia del cementerio".

"Cuando abrieron la fosa vimos que estaban muy bien colocados, juntitos y envueltos en una manta. El enterrador debería ser un republicano o los conocía", recuerda Ana Isabel con un punto de tristeza en su voz.

La batalla sin tregua de los familiares, junto con la implicación de la alcaldesa de Torrellas, Pilar Pérez, y la colaboración de la Asociación Soriana Recuerdo y Dignidad, que puso el caso en manos de la Sociedad Aranzadi, han posibilitado que los cuatro cuerpos tirados bocabajo y maniatados, puedan ser enterrados en su pueblo natal.