Memoria Pública

"Llevenselo todo, el ya no lo necesita"

En 1939, el sastre Juan Pablo Rica fue sometido a juicio por el régimen franquista.Nadie debería sorprenderse:había sido concejal de Cultura de San Esteban (Soria), era republicano y demócrata.

Como tantos, fue condenado en rebeldía. También como tantos, llevaba en realidad muchos meses muerto: fue fusilado la madrugada del 14 de agosto de 1936, a los 46 años.Todavía hoy no se ha expedido ningún papel que lo acredite.

Amelia, una nieta que hoy tiene 70 años, cuenta que alguien delató a su abuelo y lo encarcelaron. Su esposa, que nunca superó el golpe y falleció poco después de la guerra,iba cada día a prisión a llevarle ropa y comida hasta que el15 de agosto le soltaron lo siguiente: "Lléveselo todo, que él ya no lo necesitará más".

La vida en el pueblo se convirtió en un infierno: insultos –"¡Rojos, rojos!"–, escupitajos, saqueos. La casa por ellos construida fue saqueada y confiscada. No les quedó más remedio que marcharse a Soria,alquilar una casa y convertirla en pensión.

La familia sospecha que Juan Pablo está enterrado en una cuneta. Pero es tan amplia que no saben por dónde empezar. Una vez, una mujer mayor les contó que oyó tiros el 14 de agosto de 1936 e iba a mostrarles hacia dónde, pero el marido se lo prohibió. En el juzgado de Almazán a nadie se le ocurrió preguntárselo.

El juzgado de Almazán (Soria) archivó la investigación sobre la fosa de Berlanga de Duero