Juan Landero, jornalero asesinado en Coria en 1936

Juan Miguel Baquero

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Coria del Río (ASREMEHCO), inició el sábado 29 de septiembre el proceso de exhumación del que fuera jornalero de la localidad, y anarquista, Juan Landero López, asesinado por fascistas en el otoño de 1936. Los trabajos continúan –en estos momentos a la espera de que remitan las condiciones climatológicas adversas- enmarcados en la búsqueda de la fosa que contiene sus restos en la finca municipal Dehesa La Atalaya, una vez logrados los permisos pertinentes del Ayuntamiento de la citada localidad sevillana. La ARMH de Coria, que trabaja codo a codo con la familia Landero, espera que la actuación depare el fruto deseado y así poder realizar los homenajes pertinentes para ofrecer verdad, justicia y reparación ante el asesinato cometido ahora hace 76 años.

ASREMEHCO cuenta en este proceso de localización, delimitación y exhumación con todo el apoyo y colaboración posible, tanto en lo logístico como en la difusión, de la Dirección General de Memoria Democrática de la consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía. También con la colaboración del Ayuntamiento de Dos Hermanas, que ha puesto a disposición de la asociación memorialista de Coria tanto la maquinaria precisa como los operarios municipales. Participan además en el proceso la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHyJA) y el grupo de trabajo Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía, de CGT-A.

A este respecto, el director general de Memoria Democrática, Luis Naranjo, manifiesta que “el caso de Coria es fundamental en el aspecto de entendimiento entre las diferentes administraciones públicas y la necesaria coordinación en favor del derecho que asiste a las víctimas de desapariciones forzosas, por lo que estamos agradecidos al interés y colaboración mostrada por el Ayuntamiento de Dos Hermanas. Igualmente felicita los trabajos llevados adelante por la asociación de Coria, ejemplo de entrega desinteresada en defensa de la memoria individual y colectiva del pueblo andaluz, representada en este caso por Juan Landero López”.

Juan Landero López, nacido en Jerez de la Frontera (Cádiz) aún es hoy un desaparecido por el franquismo, al no constar certificado alguno de defunción en su nombre, según las investigaciones llevadas a cabo por la ARMH de Coria. En el momento de su asesinato, estaba casado con Juana Zamora Carrión y tenía cinco hijos: Fernando, Miguel, José, Juan y Josefa. Su familia destaca el “calvario” al que fue sometida posteriormente Juana, “teniendo que repartir a sus hijos” para poder subsistir, cuando “el mayor de ellos tenía 8 ó 9 años”. Las causas que motivaron su muerte estuvieron relacionadas con su pertenencia al sindicato anarquista CNT y las denuncias que durante 1935 hizo en el mismo sobre el dueño de las tierras donde trabajaba, la finca conocida como La Corchuela, porque éste no quería pagar el salario que se le debía a los trabajadores por la recolección de aceitunas de ese año.

Juan Landero fue detenido, en un día no determinado entre octubre y noviembre de 1936, por cinco hombres que se presentaron a caballo en la zona donde habitaban estos jornaleros en chozas y se lo llevaron a la grupa de uno de ellos en presencia de su familia, a los que dijeron que no le pasaría nada. Entre ellos se encontraba el mencionado terrateniente y, a escasos metros de su vivienda, lo asesinan en presencia de su familia, dejándolo allí tendido y amenazando posteriormente a los presentes con que si no lo enterraban volverían y seguirían matando. Así, las familias que habitaban esta zona que hoy es la finca municipal Dehesa La Atalaya, cavaron una fosa y lo enterraron. Los asesinos también obligaron a un menor de edad a que quemara la choza que era la vivienda familiar junto a las escasas pertenencias que poseían. Ahora, 76 años después, su familia, la ARMH de Coria y el resto de entidades participantes, continúan la búsqueda de Juan Landero López.

Solo en Coria del Río existen datados más de 200 ciudadanos que perdieron la vida, muchos de ellos continúan hoy siendo desaparecidos por el franquismo, como Juan Landero, y son innumerables los que sufrieron represión. Sin embargo, tantos años después de la rebelión fascista, en España se sigue sin conocer qué pasó, quién ordenó las ejecuciones, quién practicó las detenciones y qué sucedió con los alrededor de 150.000 desaparecidos que se han documentado judicialmente y, entre estos, los corianos.