80 años de la reunión entre Queipo de Llano y Mola para preparar el golpe de Estado militar del 18 de julio

El general Mola fue 'el director del golpe de Estado militar del 18 de julio.
El general Mola fue ‘el director del golpe de Estado militar del 18 de julio.

El 2 de junio de 1936, hace ahora 80 años, el general Mola recibió a Queipo de LLano para preparar el golpe de Estado militar que se haría efectivo el 18 de julio del mismo año. Durante este encuentro acuerdan que Mola, el director del golpe, se sublevaría en Pamplona y Burgos, según relata el historiador Juan Ortiz Villalba en la obra Del golpe militar a la Guerra Civil: Sevilla 1936.

Esta reunión, sin embargo, no fue la primera entre ambos militares. Ya en abril de 1936 Queipo realizó su primera visita a Mola en Pamplona para preparar el golpe que debía poner fin a la primera experiencia democrática del Estado español.

El texto Navarra y País Vasco, 1936: Conspiración contra la República, de Manuel Ferrer Muñoz, describe cómo el Gobierno de la II República, que sospechaba de las conspiraciones militares, envió el 4 de junio a Pamplona al director general de Seguridad, Alonso Mallol, acompañado de un aparatoso dispositivo policial, con el objetivo de «sorprender posibles alijos de armas y de clarificar la actitud de Mola».

Este, sin embargo, fue avisado con doce horas de antelación por medio de un comisario de policía de Madrid, y esta delación hizo fracasar la operación, que se saldó con unos resultados decepcionantes: sólo se encontró una pistola con licencia, pero sin guía, perteneciente al teniente coronel Utrilla, figura importante del Requeté navarro16.

Las sucesivas reuniones entre Mola y diferentes generales, así como la compra de armamento de los golpistas a la Italia fascista, desmonta la tesis de que el golpe de Estado militar del 18 de julio estuvo motivado por el asesinato del político Calvo Sotelo, que se produjo el 13 de julio de 1936.