Merienda de medios

La máquina del tiempo

Por descuido, alguien ha tocado el botón azul de la máquina del tiempo y puede haber formado un carajal del quince. De entrada, se ha llevado a Fraga a Guinea, para que vuelva a saludar el vuelo "de la bandera roja, verde y blanca" del que hace 40 años, con motivo de su independencia, dio cuenta "al Generalísimo Franco". Pero, sobre todo, ha desperezado a algunos insignes diplodocus del parque jurásico del PP: Cascos, que parece que querría poner pica en Asturias, y Aznar, que dice que piensa a diario en volver a la política, si la autoridad y el tiempo lo permiten. Ya podrían estarse quietos con las manos.

Lo de Cascos tendría visos de Reconquista, en plan Don Pelayo a lomos del AVE prometido cuando fomenteaba por los madriles. Son sus discípulos astures quienes, como recuerda Lorenzo Cordero en La Voz de Asturias, "insinúan que su divino maestro estaría dispuesto a ponerse de nuevo las espuelas de plata para cabalgar otra vez por Asturias bajo la sombra protectora de la Santina y el hálito intelectual del eterno Jovellanos".

No está claro que vaya a dar la batalla de Covadonga, pero hay quien añora que se crucen las espadas. "Habría que preguntarse cómo se quedaría la sede el PP astur si Cascos decidiese tornar a la política desde Asturias. Y habría que preguntarse también acerca del nerviosismo que algo así generaría en los mandatarios de la izquierda plural, tan amiga del nepotismo, que ahora nos gobierna". Ambas cosas se las preguntaba en La Nueva España Luis Arias, un hombre curioso
por naturaleza.

Así que Fraga vuelve a Guinea con sombrero panamá, Cascos huele la sidra y Aznar se lo piensa, tras comprobar que el sucesor sigue flojo de remos. Cayetano González, que después de servir a Mayor Oreja hizo fortuna alertando del fin del mundo, lo veía así en el Diario de Ibiza: "El problema que tiene Aznar es que fue él quien posó su dedo sobre la cabeza de Mariano Rajoy para designarle sucesor, y por lo tanto eso le obliga a tener que contenerse, al menos públicamente, en la crítica". América ha sido descubierta.

Mariano, sálvanos

El retorno del Jedi está difícil, por mucho que Jaime González explicara en la radio del Don Pelayo auténtico, o sea Intereconomía, que "nunca había visto que Aznar dejara tan abierta la puerta de su vuelta". ¿Que cuándo se darían las condiciones? "Si fracasa Mariano Rajoy", terciaba Isabel Durán. Nos vamos a reír con lo del botoncito.