Merienda de medios

Epitafios para IU

Por lo general, los obituarios se inventaron para poner bien al muerto, ya fuera porque el finado era una bellísima persona o por esa costumbre de poner puente de plata al enemigo que huye, sobre todo si la fuga es al más allá, desde donde se regresa con mucha dificultad. Es por ello que algunos responsos por IU, que desde este fin de semana busca líder en InfoJobs además de un milagro, han sido muy sentidos: "El comunismo es una utopía válida como contrapeso en tiempos de tribulación como los que corren (...). Un mundo sin comunistas en la oposición será más truculento que un día sin pan y la hipoteca sin pagar", afirma Martín Prieto bajo su volcán de El Mundo.

Existiendo amplia coincidencia en que este muerto al que todos matan tiene una salud espantosa, no se comprende el ensañamiento de Iñaki Ezkerra en La Razón, que pretende que el fiambre dé la batalla contra el paro, se refocile con los males del capitalismo y elija a Rosa Aguilar, "que es la que más vale de todos", una opinión compartida por el PSOE, que busca refuerzos en el mercado de invierno. "Si Marx se levantara de su tumba los corría a todos a boinazos", grita este alma de cántaro sin saber que está en medio de un entierro.

"El doctor House se hubiera puesto las botas en la Asamblea de IU, pero habría tenido problemas para fijar la hora exacta de la defunción porque el enfermo respira en contra de la lógica de la bioquímica política". El forense es Martínez-Simancas, un hombre que sabe lo que es la muerte desde que lo liquidaron de El Mundo TV y purga sus pecados en la versión impresa. A destacar su imagen de Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, con la que, por fuerza, hay que estar de acuerdo: "Es a la prudencia política lo mismo que Poli Díaz a la presidencia del Ateneo".

La derecha llora el tránsito de IU con aflicción, aunque no tanto porque "un sector minoritario, pero apreciable, de la sociedad se pueda sentir representado en un proyecto a la izquierda del PSOE", como exponía La Razón en su editorial de ayer, sino porque intuye que ese mismo PSOE "se frota las manos ante la bolsa de votos que puede cambiar de manos". Una esquela similar podía leerse en El País, donde se daba cuenta de lo inevitable del desenlace: "Existía escaso margen para que este Congreso representara un punto de inflexión en el imparable descenso de IU a los infiernos".

Esto se hunde

El hundimiento de IU es comparable al de las Maldivas, cuyo nuevo presidente, según cuenta ABC, ha creado "un fondo nacional para comprar tierras más allá del archipiélago maldivo" para poner de nuevo al país en el mapa si vuelven los tsunamis y lo ahogan. Hay que refundar el partido, el país y el capitalismo. Cansa hasta pensarlo.