Tim Hetherington contador de historias

grandedoble.jpg

El pasado domingo salió publicada una entrevista con el fotógrafo ganador del último World Press Photo Tim Hetherington. Se publicó con motivo de la llegada de la muestra de estos premios a la ciudad de Barcelona donde podrá verse hasta el 14 de diciembre. En esta doble podéis leer una entrevista reportajeada con el fotógrafo, un en tres minutos con Lorena Ros (una de los premiados españoles) y un análisis firmado por Peio H. Riaño. En la columna están tres fotos del trabajo de Afganistán que hizo Tim para la revista Vanity Fair además de la foto premiada.

colhetherington1.jpgLo curioso del World Press Photo de este año es que se trata de un trabajo realizado por un fotógrafo no considerado fotoperiodista puro. Tim se dedica habitualmente a otro tipo de disciplinas como la moda, la publicidad y el retrato. Como cuenta Peio en el análisis, la fotografía de Tim se olvida de las exigencias de los géneros. Esto da como resultado un fotoperiodismo diferente estéticamente y diferente también desde el punto de vista narrativo.

En mi opinión el fotoperiodista actual tiene que dedicarse a todas las disciplinas y dejar a un lado la especialización. Es sano hacer temas de todo tipo desde el retrato a temas deportivos pasando por una simple rueda de prensa. Hacer estos temas con cariño traerá consigo mejores reportajes en el futuro.

En Alicante me preguntó un compañero si estaba cansado de ver siempre las mismas fotos y si se había agotado la fuente del buen fotoperiodismo. Es cierto que existe una rutina en el día a día de un diario y que todos los años hay presupuestos, debate sobre el estado de la nación, final de la copa de Europa y manifestación del primero de mayo. Pero cada año es diferente y el fotógrafo tiene que sacar de cada uno de esos sucesos el germen informativo e intentar innovar y no sacar la foto de siempre. De cualquier modo el mundo se mueve y siempre hay algo que documentar… aunque sea una problemática que lleve años en nuestros medios o algo que ocurre en nuestro barrio.

Desde la mesa de edición de Público nos hemos dado cuenta que los fotógrafos que suelen hacer cierto tipo de temas funcionan muy bien cuando se les da una información o un reportaje que no suelen hacer. Una mirada limpia que no está viciada por el día a día genera imágenes diferentes. Un fotero acostumbrado al retrato puede darte unas imágenes muy atractivas en un estadio de futbol si le liberas de la responsabilidad de hacer la foto que suelen enviar las agencias. Algunos fotógrafos y editores de las agencias deberían tomar esto como un consejo y librarse de “las exigencias de los generos”.

En cuanto a la crisis del fotoperiodismo me sumo a lo dicho por Lorena Ros: “La situación es de ¡Ups, salvese quién pueda! Pero las miradas personales sobrevivirán.”

En la columna: World Press Photo of the Year 2007 Tim Hetherington, UK, for Vanity Fair