Opinion · MierdaJobs

¿Quieres trabajar en Muebles Boom? Tienes que contarles todas tus intimidades (aunque sea ilegal)

Hay preguntas que nunca se deben hacer en una entrevista de trabajo ya que vulneran el artículo 14 de la Constitución Española: «Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición personal o social.»

Entre las preguntas que no se deben realizar se encuentran la edad, la situación familiar, si la persona entrevistada tiene hijos o tiene pensado tenerlos, así como preguntas relacionadas con creencias religiosas o nacionalidad. Algo que la cadena de mobiliario “Muebles Boom” ha decidido saltarse antes, incluso, de la propia entrevista.

Los puestos de trabajo ofertados de esta conocida cadena se pueden encontrar en su página web, en el apartado “Ofertas de trabajo”. Al pinchar sobre esta opción se despliegan los diferentes puestos que están activos y para inscribirte a cualquiera de ellos debes realizar un formulario obligatorio en el que se debe adjuntar el Currículim Vitae.

Dicho formulario está lleno de irregularidades que vulneran el derecho a la intimidad y, en caso de denuncia, se pueden tomar medidas legales contra la cadena por hacer varias de estas preguntas.

Ya en la primera fase del formulario preguntan la edad y la nacionalidad, pero si vamos bajando podemos encontrar preguntas sobre la “situación personal” para saber si el aspirante es soltero, viudo, casado o vive en pareja sin estar casado.

En dicho formulario también pregunta no sólo por el número de hijos, sino también por las edades de cada uno de ellos.

A lo largo de todo el cuestionario se preguntan cuestiones de carácter muy personal como si el candidato es fumador, qué deportes realiza y se le pide que argumente su grado de felicidad y positivismo.

El abogado laboralista, Iñigo Molina, ha explicado a Público que dicho cuestionario vulnera los artículos 14 y 18 de la Constitución Española que prohíben realizar preguntas potencialmente discriminatorias como es el caso y protegen el derecho a la intimidad, propia imagen y protección de datos, respectivamente.

Por ello, Muebles Boom puede ser sancionado con dos multas. La primera sanción vendría de la Inspección de Trabajo que, basándose en el artículo 16 c) del RDL 5/2000, consideraría estos hechos como “muy graves” castigándose en su grado mínimo, con una multa de 6.251 a 25.000 euros; en su grado medio de 25.001 a 100.005 euros; y en su grado máximo de 100.006 euros a 187.515 euros.

La segunda sanción vendría a manos de la Agencia Española de Protección de Datos y como comenta Molina “el reglamento europeo de protección de datos (RGPD) puede disponer multas de hasta 10.000.000 de euros, en función de lo confidencial de los datos recabados, su uso y la falta de justificación”. “En un caso como este potencialmente discriminatorio hacia el empleo, podría ser alta”, detalla el abogado.

Por su parte, la empresa no ha querido hacer declaraciones al medio y tampoco ha borrado los formularios que podéis encontrar aquí.

ACTUALIZACIÓN

Tras la publicación de este artículo, la empresa Muebles Boom ha borrado todos sus formularios sin dar ningún tipo de explicación.

Si conoces algún Mierda Job no dudes en ponerte en contacto con nosotros