Opinion · MierdaJobs

‘Al otro lado de la barra’: el documental sobre precariedad contado por los que la sufren

La economía española está sustentada por el sector servicios. En la actualidad casi ocho de cada diez trabajadores lo hacen en el tercer sector, según datos de Eurostat. A este dato hay que añadirle la temporalidad tan característica del sector, y es que casi el 25% de los contratos no llegan ni a una semana.

Durante el mes de abril del año pasado, el sector de los servicios concentró 413.232 contratos de menos de siete días de duración, lo que supone el 23,3% de los 1,77 millones de contrataciones.

Nuestro país gana en temporalidad colocándonos como el primer país de la Unión Europea con la tasa de empleo temporal más alta. Además, según los últimos datos, España es el tercer país más precario de la UE, lo que hace que los jóvenes no puedan marcharse de casa hasta la treintena.

Miembro del equipo de 'Al otro lado la barra'
Miembro del equipo de ‘Al otro lado la barra’

Las zonas costeras y de mucho turismo son las que más sufren esa temporalidad y precariedad laboral, por eso un grupo de personas han lanzado el documental Al otro lado de la barra, en el que se relata la realidad de Chipiona, un pueblo de Cádiz muy conocido por ser el lugar en el que nació Rocío Jurado.

Su población, según los datos ofrecidos por el SIMA, es actualmente de 19.004 habitantes, pero esta llega a las 152.000 durante los meses de verano, haciendo que los contratos temporales en bares, restaurantes y hoteles aumenten de forma considerable. Esto es lo que recoge “Al otro lado de la barra”.

El director, productor y editor del reportaje Maximiliano Porta tuvo la idea hace un año cuando, estando con sus amigos, comenzaron a comentar que todos habían trabajado de forma precaria en el sector servicios para poder pagarse la carrera.

“Es común que paguen por debajo del salario mínimo y que el contrato que te hacen sea de menos horas para no pagar a la Seguridad Social”, comenta Maximiliano.

Durante todo el documental los protagonistas cuentan sus experiencias en el sector de la hostelería. La realidad de estos trabajadores es un secreto a voces y una lastra con la que este país lleva viviendo muchos años y precisamente eso es lo que pretendía denunciar Maximiliano con el documental.