Opinion · MierdaJobs

Preguntar sobre los «disturbios violentos en Barcelona», la criba ideológica ilegal para lograr un puesto de auxiliar administrativo

Que te pregunten por tu nivel de estudios, cuál es tu nivel de inglés o dónde te ves dentro de cinco años son preguntas a las que la mayoría de personas se deben enfrentar en una entrevista de trabajo. Las preguntas que se consideran legales son aquellas que tienen relación con el puesto al que el aspirante vaya a postular, pero hay empresas que preguntan cuestiones claramente ilegales.

La empresa EYE&IMAGE MEDICAL SL tiene una oferta publicada en el portal Infojobs de «Auxiliar administrativo/a y soporte de enfermería para consulta Oftalmológica y estética» en el que buscan una «persona polivalente, organizada y con dotes comerciales. Imprescindible buena presencia y trato exquisito al paciente».

Hasta ahí todo es normal, pero cuando entras a hacer el cuestionario previo a la entrevista (método de criba para una futura entrevista) hay dos preguntas que chirrían a cualquiera que las lea. «¿Cuál crees que ha sido la causa que ha ocasionado los disturbios violentos de estas últimas semanas en Barcelona?» es una de ellas. «¿Cuál crees que es la causa principal del cambio climático?» es la última.

¿Son legales este tipo de preguntas? No, no lo son. El abogado laboralista Íñigo Molina ha explicado a Público que «estas preguntas son claramente ilegales porque no tienen relación con el trabajo que se va a desempeñar».

«Claramente están haciendo una criba ideológica que supone una infracción grave en la Inspección de Trabajo. Básicamente lo que pretenden con esas preguntas es sondear la ideología política de los aspirantes».

Héctor Illueca, inspector de Trabajo y Seguridad Social y profesor de la Universidad de Valencia, considera que estas preguntas son claramente ilegales ya que suponen una discriminación y realizarlas se trata de una «infracción muy grave».

«Estas se recogen en el artículo 16, apartado 1, letra C de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social». Dicho artículo dice textualmente entre las infracciones muy graves se encuentra la de «solicitar datos de carácter personal en los procesos de selección o establecer condiciones, mediante la publicidad, difusión o por cualquier otro medio, que constituyan discriminaciones para el acceso al empleo por motivos de sexo, origen, incluido el racial o étnico, edad, estado civil, discapacidad, religión o convicciones, opinión política, orientación sexual, afiliación sindical, condición social y lengua dentro del Estado». Estas sanciones suponen una multa de 6.251 euros a 187.515 euros.

El laboralista Victor Llanos ha añadido que «preguntar por afiliación política o sindical es más común de lo que creemos, pero esta cuestión nos llama más la atención porque es un tema que, ahora mismo, está en la opinión pública». «Yo siempre recomiendo grabar la entrevista con el móvil, si no es muy difícil demostrar esta discriminación», concluye.

Por su parte, la empresa confirma que Recursos Humanos ha puesto ese anuncio buscando un administrativo, pero de momento ese departamento no ha podido aclarar a Público el porqué de este tipo de preguntas.