MierdaJobs

Estos son los abusos laborales que todos o casi todos hemos sufrido alguna vez

Los fraudes y abusos laborales son una de las principales causas de precarización de los trabajadores. En multitud de ocasiones, las empresas cometen determinados abusos que, en algunos casos, se convierten en cotidianos.

El desconocimiento y el miedo al despido o a otra reprimenda son las bazas que utilizan algunas empresas para llevar a cabo este tipo de prácticas. Por eso, en Mierda Jobs hemos hecho un recopilatorio de las más comunes.

Que el jefe llame o escriba fuera del horario laboral

Es común que un jefe o una jefa escriba o llame a sus trabajadores fuera de horario laboral. En algunos convenios colectivos se establece que el trabajador en su tiempo libre puede recibir una notificación de la empresa y que deberá atenderla. Por ejemplo, María tiene una jornada de lunes a viernes y en su convenio de empresa se establece que dos fines de semana al mes tiene que estar disponible por si hay algún problema. En este caso, María tendrá que estar disponible los dos fines de semana al mes, pero no 24 horas al día los 7 días de la semana.

La disponibilidad se tiene que pagar. El tiempo que un trabajador está disponible no es tiempo efectivo de trabajo, pero sí que tiene que estar atento por si pasa cualquier cosa. El hecho de que esté atento y disponible tiene que ser retribuido y esto suele hacerse a través del plus de disponibilidad. Pero lo cierto es que la mayoría de trabajos no tienen pacto de disponibilidad, ni plus de disponibilidad por lo que el trabajador, cuando acaba su jornada laboral, no está obligado a coger el teléfono o contestar email o whatsapp de trabajo. Además, en estos casos el trabajador no puede ser sancionado si no responde.

Hacer horas extra y que no te las paguen

En España, hasta el 2018, el 44% de las horas extra que realizaban los trabajadores no se compensaban con descanso ni se pagaban con dinero. Tras la obligatoriedad de fichar parece que este porcentaje ha disminuido, pero con la pandemia y el teletrabajo el repunte de horas extra sin remunerar ha sido y es significativo. En España, multitud de trabajadores realizan horas extra a diario y la empresa no les compensa por ello.

El Estatuto de los Trabajadores establece que cuando se hacen horas extras la empresa tendrá que compensarlas por descanso (si no se ha pactado nada y el convenio no establece otra cosa) o con dinero. Además, el hacer horas extra es voluntario a no ser que se haya pactado la realización de horas extras en el convenio, en el contrato o sean por fuerza mayor.

Existe un límite máximo de horas extraordinarias que está fijado en 80 horas extra al año. Es importante recordar que para contar estas 80 horas el trabajador no debe contar las que se hayan compensado por descanso ni las que sean por fuerza mayor. El número de horas se reduce si el trabajador está contratado menos tiempo haciendo una regla de tres. Por ejemplo, un trabajador que esté contratado seis meses podrá hacer un máximo de 40 horas extra.

Obligarte a estar siempre disponible "por lo que pueda pasar"

Como ocurre en el punto primero, la empresa deberá pagar un plus de disponibilidad al trabajador y en ningún caso el trabajador podrá estar disponible las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Desde luego, que si no existe un pacto ni un plus de disponibilidad, el trabajador no tiene que estar disponible una vez terminada su jornada laboral.

Hacerte trabajar un festivo y que te lo paguen como un día normal

El trabajador tiene 14 días al año de fiestas laborales en España. Estas fiestas, son días en los que el empleado cobra, pero no tiene ni que ir a trabajar ni tiene que recuperarlos otro día, como puede ser el día 1 de enero. No obstante, hay multitud de empleados que tienen que trabajar algunos festivos, ya sea porque tengan que trabajar por circunstancias excepcionales o porque así lo establezca el calendario laboral de los turnos de su empresa.

En el primero de los casos, la ley establece que la empresa tendrá que abonar al trabajador el importe de las horas trabajadas en el día festivo incrementadas en un 75% como mínimo, salvo descanso compensatorio. En el segundo caso, el trabajador deberá consultar su convenio colectivo, pero en ningún caso la empresa lo pagará como un día normal.

Que te contraten como becario cubriendo un puesto estructural

El contratar becarios para cubrir puestos estructurales es un fraude frecuente en España. Es decir, que hay empresas que van contratando becarios para cubrir puestos que son necesarios y así ahorrarse dinero.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los becarios no tienen contratos laborales. Es decir, que la beca no es un contrato laboral. Las prácticas no laborales tienen el objetivo de dar formación práctica a las personas que han recibido una formación teórica y en ningún caso tienen por objeto el cumplir puestos estructurales de una empresa.

Que te contraten como temporal cuando realmente eres indefinido

En España, el fraude de los contratos temporales también es bastante común porque hay empresas que utilizan este tipo de contratación cuando no tienen que hacerlo. Por ejemplo, cuando un trabajador indefinido se somete a una operación que le tendrá unos meses de baja, la empresa podrá sustituir a ese trabajador durante el tiempo que se encuentre en esta situación con otro trabajador temporal. En este caso, la temporalidad sí que está justificada. Por eso, cuando la empresa contrata a un trabajador con contrato temporal sin que haya una causa que lo justifique el contrato se considerará como un contrato indefinido.