Modos y Modas

Anuncios animados

LA "MIERDA" DE RED BULL // FERRAN CALVET

Unos sencillos dibujos, como siempre en los anuncios de Red Bull. El paisaje bien podría ser el del oeste americano —perdón: el oeste de U.S.A., queremos decir—. Un tipo con aspecto de forajido está echado a la bartola con una lata de Red Bull puesta al fresco. De pronto, llega un coche de policía con las sirenas a todo trapo. Salen de él dos agentes apresurados, uno gordo y otro flaco. Vienen en busca del forajido, pero, cuando llegan corriendo al lugar donde reposaba, el pájaro ha volado por obra y gracia de la Taurina —una guarrería extraída originalmente de la bilis de buey que, al parecer, te da alas.

Bien, todo esto es lo de menos, porque, justo en este momento del anuncio, el policía gordo pronuncia la siguiente frase fundacional cuyas consecuencias resultan todavía imprevisibles:

—¡Mierda!, se ha escapado otra vez...

¿Les suena raro? Nuestro equipo de expertos cree saber por qué. Quizá nunca antes habían oído ustedes la palabra "mierda" en un anuncio de televisión pagado por una marca multinacional y elaborado por una agencia publicitaria al uso.

Y ahora vienen las preguntas... ¿Será sólo una tendencia a seguir por Red Bull, Axe, y otras marcas dirigidas a jóvenes y adolescentes más bien bizarros, o estamos ante una revolución léxica que afectará al mercado entero? De otro modo: ¿nos anunciarán a partir de ahora Aerored como pastillas para echarse pedos y All Brand como cereales para ir a cagar?

Para salir de dudas, habrá que estar atentos a lo que vayamos oyendo en los próximos meses.

Seguiremos informando.