Modos y Modas

La crisis de Botín

EL DECANO // JUAN LUIS CANO

Lo que son las cosas, no hace uno más que oír que si la crisis tal, que si la crisis cual, que si esto va fatal, que si va a ir peor… Los de la construcción se quejan, los bancos te buscan hasta los dientes de oro antes de prestarte cien euros, sube la gasolina… Pero mira tú por donde salen publicados los resultados económicos de los bancos y de las eléctricas y resulta que han ganado un pastón. La foto que publica la prensa del señor Botín no sé si será de archivo o actual, pero rebosa felicidad (La verdad es que esa foto podría ser de cualquier momento porque siempre gana). Cualquiera luciría tan radiante si le dijeran que ha ganado 4.730 millones de euros. Está claro que crisis hay, pero es para los de siempre, que además somos los tontos que tenemos que soportarla, apretarnos el cinturón y aguantar los envites de la escasez. Un trabajador cuando ahorra puede soportar, mal que bien, la época de vacas flacas, pero un empresario del calibre de los que estamos hablando se forra, que yo no digo que no deba de hacerlo, pero cuando vienen mal dadas se esconde tras la paranoia generalizada y echa balones fuera para que sean los demás quienes aguantes el tirón. Lo mismo les pasa a las inmobiliarias que después de haber ganado millones y millones durante estos últimos años ahora despiden a los trabajadores y que sea papá Estado, es decir nosotros, quienes asumamos el embolado. Habrá quien piense que es un artículo un poco demagogo y falto de rigor, pues sí.