Modos y Modas

Buskashi

AGUAS HELADAS// LORENZO SILVA

El palabro tiene su historia: así se llama un juego popular afgano la mar de edificante, en el que dos equipos de jinetes se disputan los restos de una cabra decapitada. Su reglamento es sencillo: todo vale. Pero Buskashi es también el título de un libro, escrito por el médico italiano Gino Strada y publicado en España por Lengua de Trapo, en el que el autor relata su experiencia en Afganistán allá por el otoño de 2001. ¿A alguien le suena qué estaba pasando entonces por allí? Gino Strada y sus compañeros de la ONG Emergency lo vieron en primera fila, merced a su temerario empeño de mantener abierto, y listo para atender a las víctimas de la guerra contra el terrorismo, el hospital que habían construido en el Kabul de los talibanes. Para ello, cruzaron la frontera desde Pakistán y entraron en el país del que a la sazón todos huían. Su testimonio resulta esclarecedor. Como dice Strada, cayeron las torres y lo pagaron los afganos: un pueblo cuyo solo delito era haber sido invadido por fanáticos instruidos y armados por la superpotencia justiciera. Buskashi nos traslada al interior de ese drama, que entonces nos hurtaron. Nos acerca a los talibanes (no todos igual de cafres, por cierto) y también a los muyahidines que los combatían. Vemos dónde y sobre quiénes (civiles, sobre todo) cayeron las bombas de la coalición. Es un libro amargo, pero también ejemplar. Leerlo ayuda a entender por  qué, siete años después, los dos equipos siguen disputándose la cabra.