Modos y Modas

El amigo de Bush

EL DECANO// JUAN LUIS CANO

¿Qué le pasa a Italia? ¿Lo que quieren los italianos? Pues como continúen con estos retrocesos de libertades van a acabar volviendo a la época de Julio César, auque, tal y como están las cosas, la censura de Berlusconi también prohibiría que los hombres llevaran las falditas esas de aquella época con que vestían los legionarios. Ahora resulta que al personaje éste le molesta la película de Oliver Stone, porque la imagen que ofrece de Bush no le gusta y como no le gusta pues se quita y punto peloti. Este Berlusconi es de esos mandatarios al que seguramente se le llenará la boca y se le inflará el pecho cada vez que hable de democracia, porque como llegaron al poder por las urnas… Ahora bien, una vez que han llegado se hace lo que ellos mandan guste o no guste. Y digo yo ¿Si alguien decide hacer una película sobre George W. Bush cómo, coño, va a ofrecer una buena imagen del personaje? El Festival de Cine de Roma se va a quedar sin la peli de Stone, pero en su lugar han decidido poner otra mucho más didáctica y al gusto berlusconiano, que trata sobre los delitos de los partisanos tras la era fascista italiana. Lo normal. Para el próximo Festival de Venecia alguien debería escribir un guión sobre la vida de las Mama Chicho, que eso es mucho más fácil que cuele en el panorama cultural del país que le gustaría tener al primer ministro italiano. O lo mismo pide al Santo Padre, que le tiene a tiro, que beatifique en vida al trío Calavera: Bush, Aznar y a él mismo. Si no, al tiempo.