Revista Números Rojos

Alternativas al capitalismo (II)

Regresamos con una nueva entrega de alternativas al capitalismo (encuentra aquí la primera de ellas). Traemos a esta sección dos iniciativas con mucho en común: la creciente precariedad del mercado de trabajo y la deshumanización de las relaciones laborales se encuentran en el origen de ambas. Una de ellas apuesta por la información y la protesta como arma; otra ha hecho de la unión su fuerza. Ambas quieren cambiar las cosas y por eso están aquí.

Texto: J. L. Gallego.

Oficina02Oficina Precaria

Explotados del mundo, uníos

Qué: Organización de mujeres y hombres con trabajos y vidas precarias. Dónde: Madrid.

Que uno de los grupos surgidos del 15M se autodenominara Juventud sin Futuro no quiere decir que sus simpatizantes, unidos por la precariedad laboral, renunciaran a luchar por él. Fue el germen, de hecho, de la llamada Oficina Precaria, nacida el 1 de mayo de 2012 desde la convicción de que, ante el progresivo deterioro de los derechos de los trabajadores, no bastaba solo con la protesta. Oficina Precaria, efectivamente, se dedica a mucho más.

Por un lado, presta asesoría legal gratuita a cualquier trabajador víctima de esta situación. Por otro, trabaja también en el impulso de alternativas al actual modelo de trabajo, por ejemplo, potenciando la economía social o el cooperativismo. Además, ha incluido en sus postulados una serie de reivindicaciones que van desde la elevación del salario mínimo a los 5 euros la hora (ahora está en 4,03 contando las pagas extras) y la desaparición de las becas como método para conseguir mano de obra barata hasta el subsidio de desempleo indefinido para todos los que estén buscando trabajo.

La protesta, por supuesto, sigue constituyendo un eje fundamental de su actividad, con iniciativas como la ‘falsa’ Marea Neoliberal que protagonizaron en abril del año pasado frente a la sede de la patronal (a la que pertenecen las imágenes que ilustran esta página) o los llamados y novedosos "escraches precarios", frente a las empresas que, según las denuncias que recopilan en la oficina, explotan a sus trabajadores.

La Oficina Precaria cuenta con aproximadamente unos 15 o 20 ‘militantes’, de máxima dedicación al proyecto, y otros 30 o 40 colaboradores, con distintos niveles de implicación. No tiene ánimo de lucro, pero, inmersa ahora en un proceso de ampliación y fortalecimiento, necesita dinero para sobrevivir. Para ello, aunque la asesoría legal es gratuita, cuando inicia un proceso judicial en forma de reclamación de cantidad, por ejemplo, de un trabajador, sí cobra el 15% de lo obtenido, la mitad para los abogados intervinientes y la otra mitad para la oficina.

Además, vende camisetas, celebra fiestas recaudatorias y cobra a sus socios 20 euros al año. En plena campaña de captación de nuevos colaboradores y aportaciones a través de su página web, oficinaprecaria.org, han contratado a una persona por un corto periodo de tiempo para coordinar el proceso. Nadie más cobra un euro, según asegura a Números Rojos uno de sus portavoces. Y eso a pesar de que, probablemente, seamos ya millones en nuestro país los que necesitemos de su asesoramiento.

logo_gmgi

 

 

 

 

Red Agrupa Servicios

Tenemos lo que necesitas

Qué: Cooperativa de Trabajo Asociado.  Dónde: Madrid.

También las dificultades laborales se encuentran en el origen de esta iniciativa, nacida cuando un grupo de profesionales de diferentes gremios, víctimas, como tantas, de un mercado laboral en descomposición, decidieron unir sus fuerzas. Con dos objetivos: el primero, por supuesto, el de tratar de encontrar una salida a su situación; el segundo, defender desde la experiencia "una nueva forma de relación laboral, en un entorno más personal, en contraposición a una economía deshumanizada, que utiliza a la gente en condiciones de semiesclavitud", como explica a Números Rojos uno de los impulsores.

Así nació hace tres años Red Agrupa Servicios, según explican en su web (www.redagrupa.com), "un conjunto muy variopinto de profesionales y técnicos, que sumamos mucha experiencia y capacidad en ámbitos muy diversos. Entre nosotros hay desde fotógrafos hasta fontaneros, desde administradores hasta masajistas, desde diseñadores a formadores, publicistas y limpiadores, cuidadores y pintores. Somos un grupo de 16 socios y más de 30 colaboradores que aportamos nuestros conocimientos y trabajo en la atención de nuestros clientes y en el desarrollo de la misma cooperativa".

Pero, ¿por qué acudir a ellos? "En primer lugar, por los precios", aseguran, y añaden que han tratado de racionalizar en este sentido "algunas cosas que se habían sacado de madre". Pero también por su "trato humano", por "la calidad del servicio" y porque contribuirás así con una forma diferente de entender el mercado laboral. De momento, reconocen, les queda mucho por andar hasta que sus miembros puedan vivir de esto. En ello están.

Consigue aquí tu Números Rojos