Opinion · El socialismo es republicano

Olimpiadas políticas

Se conoce a las personas en los momentos difíciles. Cuando la adversidad sobreviene es cuando descubrimos su verdadera naturaleza. Aristóteles decía: “En las adversidades sale a la luz la virtud”. La historia nos deleita y fascina con muchos ejemplos y el deporte siempre ha sido y será un paradigma de superación y de esfuerzo. Es por ello que además de disfrutar y vibrar con los logros deportivos durante estas Olimpiadas nos hemos emocionado con situaciones y actos que enaltecen al ser humano.

Este ha sido el caso de una jinete de doma holandesa, Adelinde Cornelissen, ganadora, junto a su caballo Parzival, de una medalla de oro en el Campeonato de Europa de Doma Clásica en el 2009 y de plata en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, y una de las favoritas para conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Esta deportista tuvo el valor y el coraje de abandonar la competición tras recorrer unos metros anteponiendo la seguridad de su caballo a su vanidad personal. Era consciente que probablemente éstos eran los últimos Juegos Olímpicos de Parzival que tiene 19 años.

Según los veterinarios el caballo fue infectado por un insecto que le produjo fiebre y otras complicaciones. Adelinde permaneció toda la noche junto a su caballo controlando cada hora su temperatura y su evolución. Su recuperación y mejoría fue contrastada con los veterinarios que aprobaron su participación así como el entrenador del equipo. No quería decepcionar a sus compañeros de equipo así que salió a la arena e inmediatamente sintió que algo iba mal, así que levantó la mano y pidió retirarse. Como relataba la propia deportista “Cuando salí a la arena sentí que él ya estaba dando todo lo que podía y como es un luchador no se iba a rendir. Pero para protegerle, yo me rendí… Mi compañero, mi amigo, el caballo que lo ha dado todo por mí durante toda su vida no merecía esto… Así que saludé y me marché de la arena…». Parzival se ha recuperado y su dueña ha sido la campeona de muchos corazones pasando a la historia del deporte por un acto digno de una campeona.

Otro momento increíble lo protagonizaron dos gimnastas coreanas. La península coreana vive una situación de inestabilidad política desde 1945, cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial. Corea se dividió en dos, el norte, controlado por las tropas de la Unión Soviética, y el sur, por las de Estados Unidos. En enero de este año Corea del Norte desafió a la comunidad internacional al anunciar que ha realizado su primera prueba con una bomba de hidrógeno, mucho más poderosa que los artefactos atómicos convencionales que equipaban hasta ahora su arsenal nuclear.

Mientras esto pasa en Corea dos gimnastas Lee Eun-ju de Corea del Sur y Hong Un-jong de Corea del Norte se encontraron en los entrenamientos, se saludaron amablemente y se sacaron una selfie, momento que aprovecharon los periodistas para inmortalizar ese momento dado el aumento de la tensión que existe entre sus países después de que el dictador norcoreano Kim Jong-Un ordenara en los últimos meses el lanzamiento de misiles.

Y mientras esto ocurre en Brasil, aquí en España practican el deporte de la dialéctica pero utilizando juego sucio y sin árbitro que descalifique. Rajoy ha anunciado que acepta las condiciones del Partido Ciudadanos entre las que se encuentra la separación “inmediata” de cualquier cargo público imputado por corrupción política. Según el diccionario “inmediato” es que sucede enseguida, sin tardanza. Aunque conociendo los antecedentes de Rajoy que promete para luego incumplir de una manera flagrante y con alevosía se puede asegurar que no habrá regeneración política y los imputados jugarán la baza de que imputado es investigado, que el acta es personal y demás divagaciones. Todo ello mientras el propio Partido Popular está imputado. Eso sí, ha batido el record, es el primer partido en la historia de la democracia imputado. En las Olimpiadas Políticas parece que el deporte más que construir el carácter, lo revela.

Puedes encontrarme en Facebook, YouTube y en Twitter: @OdalysPadronTFE