Opinion · Otras miradas

Contra la reforma ‘low-cost’ de la FP en Catalunya

Enric Mieza Sánchez

Desarrollador de software y profesor de FP de informática. Activista por el software libre.

Enric Mieza Sánchez

La comunidad docente asistimos estupefactos a una reforma de la distribución de horas de la FP en Catalunya que el Departament d’Ensenyament, actualmente comandado por el conseller Josep Bargalló de ERC, viene preparando en secreto y que quieren implantar con prisas para el próximo curso. Todos los sindicatos, con unanimidad, se han quejado de no disponer de la información y de no dar margen de maniobra ni tener participación en la mesa de negociación. Por nuestra parte, la comunidad docente hemos lanzado un manifiesto contra lo que llamamos la “reforma low-cost” de la FP.

El resultado es una resolución que aumenta las horas mínimas de prácticas en empresa en mas de un 50% (de 317 a 482 horas). Esto resulta en una reducción de las horas académicas del alumno y que la comunidad docente estimamos perjudicial para la formación y las futuras opciones del alumnado por diversos motivos expuestos en el manifiesto, en particular que los contenidos ofrecidos en la empresa no son equiparables a la formación académica. Resulta extremadamente difícil encontrar empresas que realmente formen a los alumnos y que no resulte para ellos una simple mano de obra precarizada, con lo que dejan de contratar personas ya graduadas. La formación en empresa suele ser estrecha para que el alumno rinda a corto plazo, por lo que se le forma en áreas muy concretas, mientras que en la formación académica el alumno va a ver cosas que probablemente no le enseñen nunca en la empresa y que justamente es lo que va a hacer que ese alumno cuente con los conocimientos que le darán las oportunidades a cambiar de empresa y mejorar en lo que será su futura larga vida laboral.

Pero lo más grave del cambio es hacia dónde se dirige. El objetivo es promocionar lo que se está implantando hasta ahora como modelo dual, y extenderlo y homogeneizar toda la formación a el. En el modelo dual el alumno realiza horas de formación en la empresa, y recibe una contraprestación económica en forma de beca o contrato (en que se le paga la parte proporcional de un SMI). Éste tiene algunas ventajas en determinadas familias profesionales donde la maquinaria a utilizar por el alumnado es particularmente cara o no permite tenerla en los centros educativos, como puede ser las familias de diagnóstico por imagen o determinadas ramas de producción industrial. Pero en la gran mayoría, como informática o artes gráficas, las ventajas son exiguas. Nuestros alumnos ya salen con un 100% de inserción laboral en el modelo estándar de FP. No hay ningún motivo, a parte del sueldo mínimo que puedan cobrar en las prácticas, para que el alumno tenga ventaja alguna en cursar una formación dual. Además, la experiencia nos demuestra que el alumno de dual sufre un alto desgaste personal en cantidad de horas dedicadas en la empresa, que son muchas mas que las horas académicas.

Lo más incomprensible es que apuntemos hacia una dualización de todos los ciclos sin tener ningún análisis ni control de calidad del grado de éxito conseguido con la modalidad dual que llevamos implantando desde hace años. Nos sorprende que en un sistema donde nos premian la calidad, la ISO y los sistemas de control burocráticos, resulte que no se evalúa con detenimiento y rigurosidad lo que se desea generalizar a todos los niveles. Está claro que es una decisión política que no ha contado con la opinión técnica de la comunidad docente y que lleva por objetivo un paso mas en la privatización del sector educativo, eliminando recursos (horas de formación y profesorado) de la escuela pública en detrimento de la formación del alumno, y que responde a una ofensiva neoliberal de modelo que, si bien tendría cabida en ciertos ciclos concretos e incluso se puede ofertar para los alumnos que lo deseen, no lo consideramos generalizable, ni mucho menos homogeneizable y que debería ser sólo una opción para que el alumnado escoja contando con toda la información necesaria para su decisión.