Opinion · Otras miradas

Ángels Barceló no debería darle los buenos días a Rosa Màrquez

José Manuel Martín Medem

Miembro de la Junta Ejecutiva de la Federación de Sindicatos de Periodistas

Rosa Márquez, buenos días. Así introduce Ángels Barceló el anuncio de El Corte Inglés en la emisión de Hoy por hoy de la Cadena SER. Sin advertir que es publicidad. Como si saludara a una entrevistada o diera paso a una corresponsal o a una compañera de la red de emisoras. “Queremos ser la voz que conecte con la vida”, dice Barceló. No sabíamos que El Corte Inglés es la vida. Dice también que trabaja con responsabilidad pero no respeta lo que establece la Directiva 2018/1808 del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea: Las comunicaciones comerciales audiovisuales deberán ser fácilmente reconocibles como tales. Queda prohibida la comunicación comercial audiovisual encubierta, realizada de una manera intencionadamente confusa que pueda inducir al público a error en cuanto a su naturaleza publicitaria. Tampoco la Carta Ética de la Federación Internacional de Periodistas que reclama evitar cualquier confusión entre la actividad como periodista y la de la publicidad. En el mismo sentido, el Consell de la Informació de Catalunya dice que los periodistas velarán porque la publicidad se presente diferenciada en el espacio informativo para separar escrupulosa e inconfundiblemente la información y la publicidad.

Ángels Barceló está incluida en la lista elaborada por Manuel López, doctorado en Ciencias de la Información, para su libro La ética y los periodistas que hacen publicidad en el que recuerda que incluso el Código Deontológico de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) coincide en que el periodista está obligado a realizar una distinción formal y rigurosa entre la información y la publicidad. López es profesor emérito del Departament de Periodisme i de Ciéncies de la Comunicació de la Universitat Autónoma de Barcelona y en su libro denuncia a “los periodistas de élite que dedican parte de su actividad profesional a realizar anuncios comerciales”, y señala a Matías Prats como “una de las personas más implicadas en el maridaje periodismo/publicidad”. Añade que hay “agencias especializadas en poner a disposición de la publicidad y de las empresas un listado de profesionales del periodismo dispuestos a realizar anuncios o presentaciones”.

En programas informativos de La Sexta prolifera otra de las lamentables combinaciones de la información con la publicidad en la televisión, cuando los profesionales hacen anuncios en el mismo espacio en el que trabajan como periodistas. Según la FAPE, los medios deberían respetar el carácter profesional de sus periodistas y no utilizarlos en los propios informativos para realizar actividades comerciales.