Otras miradas

Más Madrid, Más País, ¿más qué?

Rita Maestre, Marta Higueras, Manuela Carmena e Iñigo Errejón, en la noche electoral del 26-M. EFE
Rita Maestre, Marta Higueras, Manuela Carmena e Iñigo Errejón, en la noche electoral del 26-M. EFE

Llegada a estas alturas, me resulta imprescindible hacer un somero repaso a qué sabemos y qué no sabemos del partido llamado Más País, la nueva fuerza política de las elecciones generales que se nos echan encima.

En teoría venían, según ellos, a paliar la abstención que, también según ellos (y la mayoría de los medios de comunicación), va a caer como una plaga sobre las izquierdas de España. Las últimas encuestas vaticinan que nada más lejos de la realidad. En teoría, y siempre según los sondeos, el PP se queda con los votos que pierde Ciudadanos; Más Madrid se queda con los votos que pierde Podemos; y el PSOE no gana ninguno de los votos que preveía conseguir con la repetición electoral, lo que quiere decir que, además de obligarnos a votar de nuevo y de perder los votantes que nadie recupera, Pedro Sánchez ha hecho un pan como unas hostias.

¿Qué no sabemos de Más País?

No conocemos su programa, lo cual resulta realmente chocante, dado que la base de un partido político es precisamente esa. Y más chocante aún resulta ver que miles de ciudadanos van a votar a un grupo de políticos y políticas que no han dado ni una pista de las medidas concretas que piensan tomar ni exactamente para qué las tomarían.

No conocemos su implantación territorial. Tenemos algunos datos sobre un puñado de políticos y políticas que abandonaron hace tiempo Podemos o que lo han hecho recientemente y que se han unido a las filas del grupo madrileño salido de las filas del carmenismo. Un puñado significa eso, un pequeñísimo grupo de personas: dos diputados de Murcia, una senadora andaluza y una docena de desengañados y desengañadas históricos. Además de algunas figuras de Equo, o sea, de nuevo procedentes de Unidas Podemos.

No sabemos si tiene o no tiene afiliados o afiliadas.

No conocemos en firme sus propuestas de pactos o coaliciones.

Y lo más importante: No tenemos ni idea de cuáles son sus diferencias con Podemos, partido del que proceden. Ni siquiera una.

¿Qué sabemos de Más País?

Sabemos que Íñigo Errejón está a la cabeza hasta tal punto que se le conoce como "el partido de Errejón".

Sabemos que los medios de comunicación y las encuestas le daban escaños cuando aún no tenían ni candidatos y les siguen dando escaños (cada vez más) cuando aún no conocemos ni una de sus propuestas concretas.

Sabemos que le gustan al presidente en funciones, Pedro Sánchez, de quienes ha dicho: "He visto cosas en Errejón que parecen esperanzadoras". Queda por definir qué entiende Sánchez por "cosas" y cuáles son. Queda por saber qué entiende Sánchez por esperanza. Y queda por saber si además de ver esas "cosas" en Errejón también las ve en el partido que lidera.

Sabemos que, al hablar de la posible política de Errejón, incluso cuando él habla de sí mismo, la palabra que más se repite es "amable". Quizás "amable" es una palabra que también podríamos aplicar a la popular Ana Pastor, y su partido ha robado en España lo que no está dicho, ha tratado de desmantelar (y en gran parte lo ha conseguido) todos los logros sociales y las instituciones públicas, y ha conseguido que España sea el país con más desigualdades de la Unión Europea. Así que la "amabilidad" podría considerarse una carta de presentación, como poco, ambigua. También podríamos decir que no significa absolutamente nada.

Sabemos que Íñigo Errejón se presentó a las pasadas elecciones autonómicas a Comunidad de Madrid con un partido llamado Más Madrid. Junto a él, a la alcaldía, iba Manuela Carmena, ex alcaldesa de Madrid, que habiendo quedado en la oposición, se fue. Pero es falso que Más País haya gobernado la capital de España. Lo ha hecho Manuela Carmena y su equipo, una parte del cual ha aterrizado en las filas de Íñigo Errejón, dejando huérfanos, dicho sea de paso, a sus votantes madrileños.

Y sabemos, sobre todas las cosas, que Más Madrid aparece como la cara de la cruz de Unidas Podemos. O sea, que Errejón aparece como oposición a Pablo Iglesias. Es decir, que aquellos que consideran a Unidas Podemos como un peligro, ven con buenos ojos al partido llamado Más País.

Sabemos, en fin, que cada escaño que las encuestas atribuyen a Más País es un escaño que pierde Unidas Podemos. Ah, pero ¿por qué? ¿Con qué ideario? ¿Qué planteamientos políticos alternativos a los de la formación morada presentan además de la amabilidad y esa forma de no molestar ni al PSOE ni a ninguna otra fuerza viva?

Conclusiones

Sáquelas usted mismo, usted misma.