Opinion · Otras miradas

Lo que falta en la película de Scorsese

José Manuel Martín Medem

Miembro de la Junta Ejecutiva de la Federación de Sindicatos de Periodistas

Cartel de la película ‘El irlandés’, de Martin Scorsese
Cartel de la película ‘El irlandés’, de Martin Scorsese

“Hay gente que considera que no estás mostrando el debido agradecimiento”. Es la amenaza que recibe Jimmy Hoffa en el filme de Martin Scorsese poco antes de que lo maten. Pero la frase está incompleta según la versión original del libro en el que se basa la película: “Hay gente que considera que no estás mostrando el debido agradecimiento por Dallas”. Scorsese hace en El irlandés una adaptación del libro JIMMY HOFFA Caso Cerrado (2004) del fiscal de homicidios Charles Brandt con la confesión del pistolero de la mafia Frank Sheeran que se atribuye el asesinato de James Riddle Hoffa (“dos balazos en la nuca”) desaparecido en 1975.

Se lo encargó Russell Bufalino, señalado por la revista Time como enlace de la mafia con la CIA. El libro lo publicó en España la editorial Crítica en 2014, anunciando que “Frank Sheeran, el irlandés, sugiere que el motivo principal para la eliminación de Hoffa fue su amenaza de contar lo que sabía acerca de la participación de la mafia en el asesinato del presidente John F. Kennedy”.

En la película, como en el libro, se reconoce la participación de la mafia en el crimen de Dallas (“Si mataron al presidente, no les costará hacer lo mismo con Hoffa”) pero en el filme se suprime la clave de la amenaza (por Dallas) y no se incluye la revelación de Frank Ragano, el abogado de la mafia y mensajero de Jimmy Hoffa para encargarles a los capos Santo Trafficante y Carlos Marcello el asesinato del presidente Kennedy. Era la venganza por la persecución de su hermano Robert a través de las investigaciones de las comisiones del Congreso y después desde la Fiscalía.

Falta también la respuesta de Hoffa cuando recibe la amenaza de muerte de la mafia: “No se atreverán. Santo Trafficante, Carlos Marcello y Sam Giancana estaban metidos en lo de Kennedy. Tengo suficiente información como para que los cuelguen a todos. En manos de la gente adecuada y en lugares seguros para que se sepa todo si me pasa cualquier cosa fuera de lo normal».

Jimmy Hoffa fue presidente del Sindicato de Camioneros, aliado con la mafia hasta su encarcelamiento en 1967 como consecuencia de las acusaciones que había iniciado Robert Kennedy. Se opuso al pacto de los mafiosos con el padre de los Kennedy (contrabandista de licores durante la ley seca) para ayudar con financiación y votos cautivos a que John consiguiera la presidencia, supuestamente a cambio de acabar con el gobierno de Fidel Castro para que recuperasen sus hoteles y casinos en Cuba. Hoffa apoyó a Richard Nixon que, ya como presidente, lo indultó en 1971 mediante un soborno de medio millón de dólares.

La película de Scorsese apenas roza la relación del asesinato de Hoffa con los secretos de Dallas y se inclina hacia el segundo motivo de su eliminación. La mafia había edificado su imperio de Las Vegas con los préstamos clandestinos del Fondo de Pensiones del Sindicato de Camioneros y Hoffa amenazaba con contarlo en su intento de recuperar la presidencia al salir de la cárcel.