Otras miradas

Ni la vivienda, ni la inmigración, ni la inseguridad ciudadana están entre las principales preocupaciones de la sociedad española

María Navarro

Periodista

Gente caminando por la calle en Málaga. E.P./Jesus Merida /SOPA Images via ZUM / DPA
Gente caminando por la calle en Málaga. E.P./Jesus Merida /SOPA Images via ZUM / DPA

A la ciudadanía le preocupa mucho más el paro, la economía, el coronavirus, la sanidad o la educación, según los últimos datos de la encuesta del CIS.

A pesar de la insistencia en los discursos de líderes de PP y Vox en advertir sobre la okupación, la inmigración y la delincuencia, la preocupación no parece haberse trasladado a la calle. Figuras políticas como Isabel Díaz Ayuso, Santiago Abascal o Pablo Casado dicen estar preocupados por estos asuntos. Pero, ¿y la ciudadanía? Según los últimos datos de opinión pública publicados por el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), ni la vivienda, ni la inmigración, ni la inseguridad ciudadana se encuentran entre las principales preocupaciones de la ciudadanía.

Tras la reunión con el presidente Pedro Sánchez, Isabel Díaz Ayuso aseguró este lunes que "el COVID-19 trae necesidades aparejadas como los problemas de delincuencia, de okupación, todos los problemas de los MENA… [menores no acompañados]". Un discurso sobre el que viene insistiendo la extrema derecha, y al que se suma la obstinación del líder del PP, advirtiendo sobre la okupación. Pero, ¿y la sociedad? ¿Está realmente preocupada por los asuntos que señalan? ¿Se ha trasladado ese miedo a la ciudadanía?

De acuerdo con la última encuesta del CIS, lo que más inquieta no es ni la inmigración, ni la vivienda, ni la inseguridad ciudadana, sino el paro (30,7%), la economía (29,7%) y el coronavirus (27,3%). Así como la corrupción y el fraude (20,5%), y los problemas políticos en general (19,7%) [*]. A estos le siguen la sanidad (13,5%) y la educación (9,2%).

Además, como consecuencia de la pandemia, la ciudadanía ha mostrado una mayor preocupación por los asuntos relacionados con la sanidad (13,5%), alcanzando en abril de 2020 su máximo histórico (20,7%). Crecimiento que también ha experimentado la educación, del 4,3% en julio al 9,2% en septiembre, coincidiendo con la vuelta al colegio.

Sin embargo, si se atiende a los temas que señalaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, los índices de inquietud entre la opinión pública son mucho menores. En el caso de la vivienda y la inseguridad ciudadana, las cifras están en un 1,2% y un 0,8 %, respectivamente.  Mientras la preocupación por la inmigración se queda en el 3,4%.

Teniendo en cuenta estos datos de opinión pública, se constata la distancia que existe entre las preocupaciones ciudadanas y el discurso político de los líderes de la derecha cuando estos insisten en mencionar temas vinculados a la vivienda (okupación), la inmigración (menores no acompañados) y la inseguridad ciudadana. Un asunto importante sabiendo que, mientras ponen el foco en estos temas, se deja de hablar de otros que interesan más a la ciudadanía, como el empleo (7,6%).

A pesar del empeño en instalar, en la agenda pública, los miedos hacia la okupación, la inmigración y la delincuencia, estos ni siquiera afectan personalmente a la mayoría de la ciudadanía. Cuando el CIS pregunta a sus encuestados por los problemas que más les afectan, la vivienda, la inmigración y la inseguridad ciudadana siguen estando a la cola de inquietudes, con el 3,5%, el 1,0% y el 0,7%, respectivamente. Mientras que sí les afecta mucho más el coronavirus (29,4%), la crisis económica (27,2%), el paro (22,2%), la sanidad (19,5%), la educación (13,6%) o el empleo (12,1%).

[*] Sobre la clase política y los partidos, el CIS también pregunta por el "mal comportamiento de los/las políticos/as" (19%), lo que hacen los partidos políticos (8,6%) y la falta de acuerdos, unidad y capacidad de colaboración, y la situación e inestabilidad política (7,7%). Además del Gobierno y partidos o políticos/as concretos/as (3,4%)