Otras miradas

¿Vuelve la Edad Media? Conspiración, pandemia y tierra plana

Hasel Paris Álvarez

Graduado en Ciencias Políticas y de la Administración @haselparis

'¿Vuelve la edad media? Conspiración, pandemia y tierra plana'
'¿Vuelve la edad media? Conspiración, pandemia y tierra plana'

Cada año se ponen más satélites en órbita. Al mismo ritmo que crece el número de personas que afirman que la Tierra es plana. ¿Avanzamos hacia una sociedad de la información, o más bien degeneramos hacia una edad de la ignorancia? Recientemente, hemos podido ver a algunos de estos 'terra-planistas' debatiendo en YouTube contra dos conocidos divulgadores científicos: Rocío Vidal ('La gata de Schrödinger') y José-Luis Crespo ('QuantumFracture')1.

Ambos trataron a los terraplanistas con cordialidad: "No tenemos ningún problema con vuestras ideas, sino con lo que viene después. Si creéis que los gobiernos mienten sobre la forma de la Tierra, eso implicaría que nos ocultan más temas. Pensaréis cosas más peligrosas: que nos envenenan con productos químicos o que hay medicamentos que son un engaño. Acabaréis desconfiando de las vacunas o, incluso, afirmando que estamos gobernados por un Nuevo Orden Mundial". Es decir, para Vidal y Crespo, creer una conspiración ridícula conduciría a creer teorías más dañinas.

El problema de esta afirmación de ambos divulgadores, es que se salta la literatura científica sobre la cuestión. Se ha demostrado que es un error tratar las 'teorías de la conspiración' con un enfoque secuencial ("unas llevan a otras") y generalista ("todas son igualmente falsas")2. La perspectiva correcta sería particularista: evaluar cada teoría aisladamente3. Ello permitiría separar el grano de la paja.

Apliquemos este método a la lista de generalizaciones de Vidal y Crespo. Sobre que 'nos envenenan': la ciencia demuestra la falsedad de los aviones-fumigadores ('chemtrails'), pero se han confirmado los rumores sobre experimentos químicos de EEUU en civiles (proyecto SHAD)4. Sobre 'medicamentos engaño': son rechazables las ideas anti-científicas de la homeopatía, pero existen verdaderas farsas médicas, como el ineficaz Tamiflu de la multinacional Hoffmann-La Roche5. Sobre la 'vacuna-fobia': no hay pruebas creíbles que relacionen las vacunas de polio y sarampión con cáncer y autismo, pero sí es cierto que la vacuna de Glaxo causaba narcolepsia ('Pandemrix')6, o que el inyectable de Bayer inoculaba VIH ('Factor VIII')7. Es posible, en definitiva, discernir la paranoia ('conspiranoia') de las conspiraciones reales, que son especialmente habituales tras las bambalinas de la economía y sobre las atalayas de la política.

La 'conspiración económica', de hecho, está tipificada en el derecho anglosajón. Se aplicó en 1949, contra una serie de compañías automovilísticas (Firestone, Standard Oil, Phillips Petroleum, General Motors...). Presuntamente, habían comprado los tranvías públicos de EEUU... para luego desmantelarlos, en beneficio de sus vehículos particulares8. Se conocen abundantes tramas empresariales ("el fármaco Vioxx de Merck, el coche Pinto de Ford, los sobornos de la aeroespacial Lockheed, el escándalo de la energética Enron..."9). Tantas, que lo anti-científico sería no creer en conspiraciones10. Grandes sectores del mercado (publicidad, redes sociales, apuestas) utilizan el 'márketing skinneriano'11, es decir, el control condicionante de la voluntad humana, como si de palomas se tratase. También es sabido que los principales campos financieros se basan en características de la mentalidad conspirativa: secretismo, engaño e identificación de patrones ocultos12.

La política es el otro reino de la conspiración. Dos esquemas esenciales de la ciencia política, el dilema del prisionero y la teoría de juegos, exigen una mentalidad paranoica13. Ya Cicerón fue un 'teórico de la conspiración', exponiendo la conjuración de Catilina contra la República romana. Otros clásicos políticos, desde Maquiavelo hasta Hume, basaron parte de su obra en conspiraciones muy reales. Tan real fue la conspiración de Stalin para amañar los Juicios de Moscú, como la conspiración de Nixon para encubrir el caso Watergate. Lo más interesante es que ambos mandatarios reaccionaron de idéntica forma ante sus críticos: acusándolos de 'conspiranoicos'14, paranoicos de la conspiración.

El filósofo C. Pigden llega a afirmar que "quien no cree en conspiraciones en un sentido amplio, es un idiota en el sentido griego: políticamente confuso y sin idea de Historia o gestión pública"15. Idiota (en sentido griego) sería Steven Forti en su artículo contra Julio Anguita16. Allí escribe que es igual "criticar las vacunas obligatorias que criticar las teorías gender-queer". Idiota (en sentido griego) sería Antonio Maestre en su artículo contra Iker Jiménez17. En él, es incapaz de diferenciar anécdotas sobre "abducciones extraterrestres" de debates serios sobre "los intereses económicos y políticos detrás de la crisis de refugiados". Idiota (en sentido griego) sería Alberto Garzón en su artículo contra Daniel Bernabé18. Descarta como "conspiración burguesa" la evidente alianza "neoliberal-posmoderna para desmantelar la sociedad". Idiota (en sentido griego) sería Xandru Fernández en su artículo contra Esteban Hernández19. Cree que todas las "conspiraciones globalistas o atlantistas" son "ficciones de la geopolítica, que es una pseudo-ciencia".

También los divulgadores Vidal y Crespo son idiotas (siempre en sentido griego), al limitar las conspiraciones político-económicas a creer que "un dragón bicéfalo controla el mundo mediante poderes mentales". Ambos presumen de su 'pensamiento crítico' contra los ridículos terraplanistas, pero se les queda atrofiado ante las complejas estructuras del dinero y el poder. Hic sunt dracones. Por un lado, reconocen que las ciencias son complejas, contra-intuitivas, con muchas capas de profundidad. Pero, por otro lado, creen vivir en una transparente Sociedad Abierta, en la fraternal Aldea Global; sin opacidades.

Conciben el sistema político como un modelo horizontal, un comercio circular, una democracia bidimensional, unas instituciones llanas, una humanidad nivelada, un plano iluminado sin ninguna sombra. Digamos que ellos son 'terraplanistas en lo político'. Celebran un mapamundi aplastado por la apisonadora modernista, globalizadora, librecambista20. Pero, en realidad, la forma del sistema-mundo se parecería mucho más a una pirámide21: vertical, desigual entre la base y la cima, con varias caras, muros infranqueables, una punta dorada e inalcanzable, proyectando una larga sombra.

La Tierra es piramidal

Diferenciemos, a partir de ahora, tres categorías humanas generales. Primer grupo: los terra-planistas; conspiranoicos que creen en la Tierra plana, los chemtrails, la homeopatía... y cualquier cosa. Segundo grupo: los terra-esferistas que hablan del orbe esférico, pero callan sobre el orden piramidal. 'Divulgan' algunas cosas, silencian otras. Defienden, en general, lo establecido: la Tierra esférica el lunes, la esférica bola de discoteca el sábado, el esférico del futbol televisado el domingo. Son menos leales al método científico que a la 'corrección política'. Es la divulgadora Vidal demostrando que 'los niños tienen vulva y las niñas tienen pene'22.

Y es necesario un tercer grupo, donde el buen lector se enmarcará: lo que llamaremos 'globo-piramidistas'. Somos aquellos que, comprendiendo lo esférico del globo, también percibimos lo piramidal del globalismo. Afirmamos la curvatura terrestre, sí, pero criticamos la Curvatura de Lorenz (¿por qué el 1% de personas en la cúspide posee el 50% de riqueza mundial?)23. Al contrario que los terraplanistas, afirmamos que el hombre llegó a la Luna; al contrario que los terraesferistas, no confiamos ciegamente en la jefatura de la NASA24. Al contrario que los terraplanistas, creemos que el coronavirus no responde a los planes de China o Bill Gates; al contrario que los terraesferistas, sospechamos que la Organización Mundial de la Salud sí responde a los planes de China y Bill Gates25. Al contrario que los terraplanistas, aceptamos que la tecnología 5G sea inofensiva para nuestra salud; al contrario que los terraesferistas, estamos convencidos de que el 5G de Huawei es nocivo para nuestra soberanía26. En general: confiaremos en lo firmemente contrastable, pero recelaremos de todo lo demás... y lo indagaremos, sin temor a incomodar. Seguiremos los dictados de la razón, pero no la dictadura racionalista.

Los globo-piramidistas también dudamos de que el primer grupo (terraplanista) siempre diga tener la 'verdad secreta', mientras que el segundo (terraesferista) siempre la 'verdad oficial'. Ambos nos parecen ajenos a la verdad: crédulos que aspiran a ser escépticos. A menudo, sólo pretenden aferrarse a su parcela de poder, sea en la barra del bar o en la academia. Y sospechamos que ambos le son muy útiles a La Pirámide: el primer grupo, por las conspiranoias con que idiotizan al pueblo; el segundo grupo, por las conspiraciones reales de las que absuelven a las élites. Trabajan juntos el perro que ladra entre las ovejas y el perro que lame al pastor.

Ser globo-piramidista requiere, en primer lugar, discernimiento. Hay que desterrar las conspiranoias sobre quién domina el mundo (¿extraterrestres?, ¿alguna etnia en particular?, ¿reptiles?). Pero hay que sumergirse en las investigaciones solventes, como las del coronel Pedro Baños (su nuevo libro: 'El dominio mental'27). El coronel explica, por ejemplo, cómo un fondo de inversión (BlackRock) es el principal accionista de varias multinacionales (Telefónica) y grandes bancos (BBVA) e influye en las principales agencias de calificación (S&P) que además controlan los mayores grupos editoriales. "Si se unen así finanzas, trabajo, banca, política y comunicación, ¿qué falta para un poder mundial absoluto?"28. Encajan todos los ladrillos de La Pirámide.

El globo-piramidista exige, en segundo lugar, humildad. Las ciencias exactas de los divulgadores Vidal (comunicadora científica) y Crespo (físico teórico) deben terminar allá donde empieza el ámbito de las ciencias sociales. Nos referimos a sólidos trabajos académicos como el del politólogo D. Rothkopf ('El club de los elegidos: la élite global que domina el mundo'): una super-clase de seis mil individuos influye a seis mil millones de personas. O los textos del sociólogo C. Mills ('La élite del poder'), el historiador Q. Slobodian ('Globalistas'), el profesor J. Mearsheimer ('El lobby israelí'), el sociólogo P. Phillips ('Mega-capitalistas'), el filósofo N. Chomsky ('¿Quién domina el mundo?')... Este último escribe: "un régimen de incesante presión de los poderosos contra los débiles... precisamente eso es el Nuevo Orden Mundial".

Recordemos que, según Vidal y Crespo, la creencia más radical a la que puede conducir el terraplanismo es la de "estar gobernados por un Nuevo Orden Mundial". El término no es el más científico (la literatura politológica ha preferido estudiar otros: establishment29, poderes fácticos30, deep state31, sinarquía32...). Pero aceptémoslo a efectos de argumentación. Al fin y al cabo, este concepto no es una especulación marginal, sino una confesión de parte. 'Nuevo Orden Mundial' fue el nombre para la hegemonía del dólar que acuñaron los Aliados Occidentales (W. Churchill, H. Truman). También M. Wörner, secretario general de la OTAN, llamó así a su doctrina militar33. Y Bush padre, a la integración y control de naciones rivales: Japón en la Trilateral, Alemania en la Unión Europea, Rusia en el G734. Hasta H. Kissinger ha definido así la 'nueva normalidad' tras el coronavirus: un nuevo "orden mundial liberal para el comercio global y el movimiento de personas"35. La más reciente actualización está formulada por G. Soros: "junto al Consenso de Washington patrocinado por EEUU, es necesario un Nuevo Orden Mundial financiero patrocinado por China"36.

La Wikipedia inglesa, muy crítica con la 'teoría de la conspiración', describe este Nuevo Orden Mundial como "un entramado que incluiría elementos como la Reserva Federal, el Grupo Bilderberg, la Comisión Europea, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional". Su objetivo sería "reemplazar soberanía nacional por gobernanza mundial", para poder "imponer un único sistema financiero y una oligarquía global"37. De hecho, muchos profesionales de las ciencias sociales aceptaríamos esta fórmula como una descripción bastante exacta del panorama actual.

También acierta el siguiente sub-apartado de esta teoría en Wikipedia: la implantación de un sistema de vigilancia masiva. En 2013 la 'teoría' se confirmó como hecho, con la filtración de E. Snowden sobre los sistemas de espionaje mundial Echelon y PRISM38. Se remontaban, como mínimo, al proyecto 'Information Awareness Office' de 2002. Su logo oficial: La Pirámide sometiendo al globo terráqueo39.

Pero el divulgador Crespo mantiene su sesgo: "la anulación de la privacidad no es algo malo; la gente tiene demasiado pudor con sus datos; ¡realmente las empresas y gobiernos quieren datos generales, no los tuyos a nivel individual!"40. En otras palabras: no luches contra el robo de libertades, porque quien domine al mundo como ganado, no tiene especial interés en ti como borrego. Esta indiferencia sí es la teoría más peligrosa a la que se nos puede llevar. ¡Al menos los medievales se rebelaban contra la servidumbre! Una vez más cabe preguntarse, ¿progresamos o degeneramos?

La Historia es esférica

En el debate, Vidal y Crespo dejaban en evidencia a los terraplanistas con una sencilla pregunta: si la Tierra fuese realmente plana, ¿qué interés oculto habría en decirnos que es esférica? Seguramente, ninguno. Pero no pensemos que toda representación planetaria es políticamente neutral. Preguntemos a Vidal y Crespo, ¿acaso no hay un interés geopolítico en que nuestros mapas tengan el Norte Global sobredimensionado41, o el espacio atlántico como centro42? ¿No fue por interés filosófico que Anaximandro, humanista, situó la Tierra como centro del universo? ¿O que Carl Sagan, relativista, definió el planeta como un minúsculo 'punto azul pálido'43? Diferentes mentalidades generan diferentes ideas espaciales (y temporales). ¿Acaso la Modernidad, desde Descartes a Kant, no se ha interesado por un universo a su medida, "distancia sin direcciones, cantidad sin cualidad, continente sin contenido"44?

Y, la pregunta más interesante: ¿qué interés histórico ha habido en decirnos que los medievales pensaban que la Tierra era plana? Porque... jamás se creyó tal cosa entre los siglos V y XV. "Todos los estudiosos de la Edad Media sabían que la Tierra es una esfera, desde Dante a san Isidoro"45. De hecho, el 'terraplanismo medieval' es una invención muy moderna46. Provino de 'divulgadores científicos' como J. Draper o W. Irving. Contemporáneos de Darwin, quisieron aplicar la evolución a la inteligencia. Si la teoría era correcta, los nacidos tras 1900 debían ser más listos que los tontos que vivieron antes del 1500. Su forma de demostrar el progreso era desprestigiar el pasado en general, y la Edad Media en particular47.

Desde entonces nos han pintado una Edad Media oscura, inculta, belicosa. Jamás nos han hablado del Gótico radiante, el Renacimiento Carolingio, la Paz de Dios. Sólo nos presentan una Edad Media permanentemente sumida en la Peste Negra. Sin embargo, la civilización medieval superó con integridad epidemias con tasas de mortalidad del 80%, mientras que la moderna civilización global ha colapsado ante un coronavirus con tasa inferior al 3%48.

Todo esto supone otra conspiración real. Es la falsificación progresista-evolucionista de la Historia. No a manos de los Illuminati ('iluminados'), pero sí de la Ilustración iluminista. Para ellos y sus sucesores, cualquier tiempo pasado fue peor. Presentan la cronología histórica como una recta permanente, un movimiento lineal predefinido, una tabla rasa, con un pasado plano y anodino. Podríamos llamarles crono-planistas. Por el contrario, para Nietzsche (y para el buen lector) la forma de la Historia sería más bien... esférica. Como una pelota que hace rodar sus caras sobre múltiples superficies, de manera que todo retorna en diferentes formas, con giros cíclicos y rebotes, un pasado que convive con el presente, un futuro que permanece abierto49.

Pero los crono-planistas son multitud: son los terraplanistas conspiranoicos (aparecidos a mediados del siglo XX) y también los 'divulgadores' terraesferistas. Ambos creen que su 'verdad' triunfará por gracia de la óptima 'edad de la información'. Y ambos son, en el fondo, fenómenos inseparables de la modernidad tardía: la combinación de masa ignorante con intelectualidad arrogante.

El primer grupo, terraplanista, ni siquiera suele aceptar la evolución de las especies. Pero el segundo grupo, científico terraesferista, no sabe diferenciar el evolucionismo biológico y el evolucionismo histórico. Es decir, confunden progreso tecnológico con progreso cultural, novedad con superioridad, desarrollo material con desarrollo personal, datos con sabiduría, costumbre con ignorancia. Las consecuencias de esta teoría (mucho más peligrosa que creer en un 'Nuevo Orden Mundial') son dos.

La primera consecuencia es convertir la ciencia en la nueva religión. El tópico facilón (cae la divulgadora Vidal50) es asemejar fe y superstición, Santo Tomás y la bruja Lola, religión y pseudo-ciencias. Atrevámonos a una comparación más fundada: lo científico como una pseudo-religión, los Hawking y Dawkins como modernos chamanes51. Su secta sería el 'cientificismo': "las ciencias naturales como única verdad, eliminando filosofía, psicología o sociología"52. Un rígido 'credo cientificista' que reduce la vida humana a un conjunto de células, el libre albedrío a una ilusión estadística, el amor a una reacción biológica, la civilización a un 'zoológico de monos sin pelo'53.

Tal y como la Edad Media le daba a todo una perspectiva sagrada, el mundo moderno pretende darle a todo una perspectiva científica. La economía pasa de servicio político a 'ciencia empresarial'; el periodismo, de derecho ciudadano a 'ciencia de la información'. Y entonces, surge un nuevo clero cientificista. Desde calificadores económicos hasta verificadores informativos. Su voluntad es el único standard, absolutamente newtral. Pretenden dictaminar lo que es correcto y lo que es falso, como si la vida entera fuese una ecuación y ellos, matemáticos. O inquisidores medievales, dividiéndolo todo entre mandamiento y sacrilegio. La bula para unos y el bulo sobre otros. La censura de siempre tiene un nuevo pseudónimo: 'fact-checking ante hoc'.

Esta 'Catedral académica'54 estaría compuesta por lo que Erasmo llamó morosofos ('sabios necios') y N. Taleb llama Intellectual-Yet-Idiot ('intelectuales-pero-idiotas'). "Creen que el cientificismo es más científico que la propia ciencia, incapaces de distinguir ambas cosas"55. Son adoradores del dinero como Bill Gates, carentes de titulación médica, influenciando políticas sanitarias. Son zelotes de Blackstone o la Morgan Stanley, supervisando la economía europea56. Son los copistas de la Comisión Europea, rechazando o comprando vacunas según sean británicas o rusas, pese a que unas curen y otras contagien57. Son falsos profetas como Elon Musk, alterando órganos sanos mediante implantes, caso del Neuralink cerebral58. ¡Y después nos burlamos de que los terraplanistas teman la inserción de un microchip diabólico!59 Lo diabólico (o sea, 'falsario') ya está aquí: el concilio entre cientificismo y capitalismo para "promocionar productos como soluciones científicas, tachando a los escépticos de anti-científicos"60.

La segunda consecuencia es convertir la tecnocracia en el nuevo feudalismo. Si la opinión de un técnico se considera verdad absoluta, un poder absolutista buscará... escudarse en técnicos. En palabras del divulgador Crespo61, "no se puede enseñar a la gente pensamiento crítico, son muy perezosos, deben fiarse de los expertos". No es nada nuevo, los 'expertos' ya eran la base del poder feudal: consejeros alquimistas o astrólogos. Químicos y astrónomos, para el poder moderno. O, en tiempos del coronavirus, supuestos comités médicos. Todos con un currículum brillante... como el capitán del Titanic62.

Esta 'nueva normalidad' trae una 'nueva feudalidad'. Ahora, los alemanes ya no gobiernan Europa en nombre del 'sacro emperador', sino de 'la canciller científica' Merkel63. China ya no proyecta su éxito con la Gran Muralla, sino con el gran confinamiento médico de Wuhan. Rusia ya no disputa ser la Tercera Roma, sino tener la Primera Vacuna. Los mundialistas ya no proponen fortalecer la 'monarquía universal', sino la OMS. Y sobre todo, los disidentes ya no son tildados de plebeyos rebeldes, sino de populistas ignorantes, locos, conspiranoicos64. Los herejes de antaño, negadores del dogma, son ahora 'negacionistas'65. "Se llama negacionista a quien dude de las verdades oficiales; pero nadie habla de 'afirmacionistas', los fanáticos de la verdad oficial"66.

Así, la democracia queda reducida a máscara de la tecnocracia, que a su vez es el rostro de la tiranía. "El tirano de turno transmitirá cambiantes instrucciones a la plebe, a través de sus sacerdotes de la superstición científica"67. Y esta tiranía será aplaudida por sectores progresistas, pues promete dirigirse contra terraplanistas, neo-medievales, negacionistas, bots rusos, populistas y ultraderechistas. Pero... ¿y si las mayores mentiras proviniesen de los terraesferistas 'idiotas', los neo-ilustrados, los 'afirmacionistas', los propios algoritmos occidentales, la élite cientificista y el Nuevo Orden liberal-libertario? ¿Quis custodiet ipsos custodes? ¿Quién verificará a los verificadores?

En fin, la Edad Media no conoció terraplanistas ni coronavirus. Sí hubo inquisidores y tiranos. Y están regresando, porque ya sabemos que la Historia es una esfera que siempre vuelve rodando. Los viejos gigantes se harán pasar por nuevos molinos. Muy científicos esta vez: molinos eólicos, transgénicos, tecnotrónicos. Pero sabremos reconocer su conspiración. Porque los crono-esferistas somos decididamente globo-piramidistas.


NOTAS

1 www.youtube.com/watch?v=mJgKBbVJuDU

2 J. Buenting, J. Taylor 2010

3 M. Dentith, J. Räikkä 2018

4 www.benefits.va.gov/BENEFITS/espanol/factsheets/misc/chembio_esp.pdf

5 www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2014/04/140409_ultnot_ciencia_tamiflu_gripe_derroche_az

6 www.vacunas.org/pandemrix-y-narcolepsia-4/

7 www.bbc.com/mundo/noticias-39719065

8 www.thenation.com/article/archive/road-perdition/

9 www.charleseisenstein.org/essays/the-conspiracy-myth/

10 Pigden 2006, Dentith 2016, Basham 2018

11 B. Davidow 2013

12 B. M-Damghani 2012

13 G. Markus 1999

14 Dentith 2019

15 Pigden 2015

16 www.ctxt.es/es/20180905/Politica/21599/Steven-Forti-Hector-Illueca-Manolo-Monereo-Julio-Anguita-Cuarto-Poder-Movimiento-5-Estrellas-la-Liga.htm

17 www.eldiario.es/zonacritica/extrema-derecha-paradigma-Iker-Jimenez_6_1020557940.html

18 www.eldiario.es/tribunaabierta/Critica-critica-diversidad_6_785731424.html

19 www.ctxt.es/es/20190626/Firmas/27043/Xandru-Fernandez-Diego-Fusaro-izquierda-delirios-Esteban-Hernandez.htm

20 T. Friedman 2005

21 R. Florida 2005

22  www.twitter.com/Paulafraga__/status/1217827044404449281

23es.wikipedia.org/wiki/Curva_de_Lorenz

24 www.grunge.com/48284/untold-truth-nasa/

25 www.cuartopoder.es/ideas/2020/04/04/la-geopolitica-tras-el-coronavirus-hasel-paris-alvarez/

26 en.wikipedia.org/wiki/Concerns_over_Chinese_involvement_in_5G_wireless_networks

27 www.planetadelibros.com/libro-el-dominio-mental/321878

28 www.youtube.com/watch?v=MuVRZwjjqyA

29 H. Fairlie 1955

30 J. Cavero 1990

31 M. Lofgren 2014

32 J. Fairbank 1953

33 The Guardian, 1988

34 en.wikisource.org/wiki/Address_Before_a_Joint_Session_of_the_Congress_on_the_Persian_Gulf_Crisis_and_the_Federal_Budget_Deficit

35 The Wall Street Journal, 2020

36 www.ft.com/content/6e2dfb82-c018-11de-aed2-00144feab49a

37 en.wikipedia.org/wiki/New_World_Order_(conspiracy_theory)

38 www.statewatch.org/observatories/the-snowden-revelations/

39 www.richardgingras.com/tia/iao_logo_statement.htm

40 www.youtube.com/watch?v=-T6rAluaSm8

41 es.wikipedia.org/wiki/Proyecci%C3%B3n_de_Mercator#Controversia

42 www.quora.com/Why-are-most-world-maps-centered-around-the-Atlantic-Ocean-rather-than-the-Pacific-Ocean

43 www.youtube.com/watch?v=juhFnXCNQMI

44 www.esprit-universel.over-blog.com/2014/10/rene-guenon-quantite-spatiale-et-espace-qualifie.html

45 U. Eco 2013

46 D. Lindberg, R. Numbers, S. Gould

47 J. Russell 1991

48 F. Mora 2020

49 G. Locchi 1975

50 www.youtube.com/watch?v=TdT5mW8iQUo

51 J. Robbins, C. Rodkey 2010

52 S. Haack 2009

53 es.wikipedia.org/wiki/El_mono_desnudo

54 www.alexburns.net/tag/the-cathedral/

55 www.medium.com/@aleferres/rese%C3%B1a-de-skin-in-the-game-hidden-asymmetries-in-daily-life-de-nassim-n-taleb-97d0357259d0

56 www.lainformacion.com/espana/sanchez-fondos-inversion-soros-blackrock-citi-blackstone-estados-unidos/6513439/

57 www.20minutos.es/noticia/4374292/0/sintomas-mielitis-transversa-astrazeneca-interrumpido-ensayos-vacuna-covid/

58 www.lavanguardia.com/cribeo/geek/20200728/482569890269/elon-musk-quiere-implantar-chip-cerebro-parte-nuevo-proyecto-tecnologico-neuralink.html

59 Apocalipsis 13:16-18

60 www.medium.com/@aleferres/rese%C3%B1a-de-skin-in-the-game-hidden-asymmetries-in-daily-life-de-nassim-n-taleb-97d0357259d0

61 www.youtube.com/watch?v=51UaA5rC43A

62 www.youtube.com/watch?v=xXyon5Tefsw

63 www.elpais.com/internacional/2020-04-25/el-exito-de-la-canciller-cientifica-que-encandila-al-mundo.html

64 www.elpais.com/internacional/2020-05-14/un-coctel-extremista-y-conspirador-contra-un-supuesto-nuevo-orden-mundial.html

65 www.cadenaser.com/emisora/2020/09/08/radio_madrid/1599559845_108861.html

66 www.vice.com/es/article/n7wwbq/50-cosas-que-el-coronavirus-ha-puesto-en-evidencia

67 www.abc.es/opinion/abci-juan-manuel-prada-cartas-sobrino-diablo-202005032334_noticia.html