Otras miradas

Héctor Abad Faciolince, el cobarde que denuncia a su padre asesinado

José Manuel Martín Medem

Fue corresponsal de TVE en Colombia.

El médico y defensor de los derechos humanos Héctor Abad Gómez fue asesinado por los paramilitares en Colombia. Su hijo, Héctor Abad Faciolince, salió corriendo del país y regresó para escribir un libro, El olvido que seremos, en el que denuncia a su padre por ser un homosexual secreto y por dejarse manipular por la extrema izquierda. Ese miserable comportamiento de un cobarde ha sido inexplicablemente tan elogiado, como si su libro fuera una obra de arte, que Fernando Trueba lo ha convertido en una película.

He discutido con amigas y amigos a los que el libro les parece una maravilla. Dicen, como Trueba, que "lo había leído, llorado y regalado porque me encantaba". Cuando les recuerdo lo que el hijo dice del padre, el silencio sustituye al entusiasmo. Recomiendo no ver la película sin leer el libro. Y leerlo sin dejarse impresionar por la alabanza generalizada.

Portada de 'El olvido que seremos', de Héctor Abad Faciolince
Portada de 'El olvido que seremos', de Héctor Abad Faciolince

Héctor Abad Faciolince lo reconoce en el libro: "A mí me quedó para siempre la honda sensación, la horrible desconfianza de que tal vez, si la vida me pone en una circunstancia donde yo deba demostrar lo que soy, seré un cobarde". Lo había dicho en público poco después del asesinato de su padre y cuando ya había decidido escaparse: "No creo que la valentía sea una cualidad que se transmita genéticamente y ni siquiera, lo que es todavía peor, que se enseñe con el ejemplo. La prueba es que quien les habla, el hijo de un hombre valeroso, está lleno de miedo".

¿Qué dice en el libro sobre su padre, asesinado por los paramilitares? Lo siguiente: "Como a veces ocurre con algunos activistas de los derechos humanos, veía más las atrocidades del gobierno que las de los enemigos armados del gobierno. Por ese camino se puede fácilmente perder el equilibrio y él a veces lo perdió. Lo cual nunca podrá justificar su asesinato pero puede explicar en parte la ira asesina de quienes lo mataron".

¿Qué dice en el libro sobre su padre, al que acusa de llevar "una doble vida"? Lo siguiente: "Me había lanzado muchos mensajes indirectos sobre su intimidad pero solo al escarbar en sus cajones después de su muerte comprendí por qué me llevó a ver dos veces Muerte en Venecia. Todos tenemos en nuestras vidas algunas zonas de sombra. Como él no quiso que ni su esposa ni ninguna de sus hijas las supieran, también yo dejó cerrado ese cajón que solo serviría para alimentar la inútil habladuría". El cobarde mentía. No solo no cerró el cajón sino que en la publicación de Lo que fue presente (sus diarios) lo ha dejado bien abierto, culminando su tremenda deslealtad.