Otras miradas

Volvemos a la calle

Elisenda Paluzie

Presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC)

 

Participantes cantan "Els Segadors" en las concentraciones de la ANC, Òmnium y la AMI por la Diada de Catalunya. En Barcelona, Catalunya, a 11 de septiembre de 2020. / EUROPA PRESS

Se dice que en los momentos difíciles es cuando uno saca lo mejor de sí mismo, y los independentistas vamos a hacerlo. Hoy saldremos masivamente a la calle para demostrar que la sociedad civil sigue convencida y determinada a acabar lo que empezamos.

Es cierto que esta Diada llega en un contexto de pandemia y sin una estrategia común entre los partidos independentistas. Pero también es verdad que este es el primer 11 de septiembre en el que hay un 52% del voto directo independentista en el Parlament de Catalunya , un hito histórico que no se había conseguido jamás. La fuerza del movimiento independentista es palpable y evidente, pero la falta de un proyecto político claro para traducir esta mayoría parlamentaria en acciones concretas para avanzar hacia la independencia está generando un cierto desánimo que debemos empezar a revertir lo antes posible.

Debe ser la sociedad civil la que, desde la movilización, empuje a partidos e instituciones a aplicar el mandato popular surgido de las urnas y a ponerse a trabajar conjuntamente para dar pasos decisivos que nos acerquen aún más a nuestro objetivo. Solo hemos avanzado cuando hemos tenido un proyecto compartido por los partidos y la sociedad civil: el referéndum del 1 de octubre es un muy buen ejemplo.

El independentismo ganará cuando sea capaz de articular los tres frentes a la vez: el popular, el institucional y el internacional. Por eso es muy importante que la sociedad civil vuelva a tomar la iniciativa y arrastre al resto de actores independentistas para sumar fuerzas. Cuando hemos salido a la calle masivamente es cuando hemos cambiado la agenda política.

El pueblo tiene que volverse a empoderar, y para que esto suceda debemos transmitir ilusión, fortaleza y seguridad en la idea de que la independencia es posible y que es más necesaria que nunca.

La sociedad civil hemos sido la piedra angular de las grandes victorias independentistas de los últimos años. Ahora, con un Parlamento con mayoría independentista en votos y en escaños, es necesario que volvamos a empujar desde abajo. El movimiento popular organizado somos y seremos el motor que lleve al país hacia la plena libertad. La independencia es necesaria, está legitimada y sabemos cómo hacerla posible.

Por todos estos motivos es tan importante que el independentismo se movilice hoy. Me gusta hablar de esta Diada como la de volver a la calle. La de hoy será la primera gran movilización tras el inicio de la pandemia. El independentismo no ha podido salir masivamente a manifestarse desde febrero de 2020 en Perpinyà.

Esta tarde volveremos a encontrarnos para hacer oír nuestra voz bajo un mismo lema: "Luchemos y ganemos la independencia". Demostraremos que, a pesar de las dificultades, seguimos estando convencidos y con la determinación y la ilusión para avanzar hacia un objetivo complicado pero a la vez justo y necesario.