Otras miradas

23 medidas del Gobierno para bajar la luz, el combustible y reactivar la economía

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aplauden tras rechazarse las enmiendas a la totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, este jueves, en el Congreso de los Diputados.- EFE/Mariscal

El Presidente Pedro Sánchez fue a Europa a pelear y defender fondos europeos y consiguió 140.000 millones para nuestro país. Hace pocos días fue otra vez a Europa y obtuvo otra gran victoria para bajar los precios de la energía. Y si esto es bueno para España ¿por qué "los patriotas" de PP y Vox no se alegran?

Este Gobierno siempre ha defendido a familias, trabajadores, pymes y autónomos; primero en la pandemia y ahora ante las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. Es bueno recordar que el PP ante una crisis mucho menor tuvo como prioridad rescatar las bancos en lugar de ayudar a las personas.

El Consejo de Ministros acaba de aprobar 23 medidas dentro del Plan Nacional de Respuesta a la Guerra que durarán hasta junio y que tendrán un coste aproximado de 6.000 millones en ayudas directas y rebajas de impuestos y otros 10.000 millones en créditos ICO.

Familias y trabajadores tendrán una bonificación mínima de 20 céntimos por litro de combustible, se protegerá el empleo evitando el despido, se limitará al 2% la subida del alquiler y se ampliará a 600.000 familias el bono social eléctrico hasta llegar a 1,9 millones de hogares. Además la cuantía del Ingreso Mínimo Vital aumentará un 15% durante 3 meses.

Para apoyar el tejido económico y empresarial habrá una nueva línea de créditos ICO por valor de 10.000 millones. Otros 362 millones serán para agricultura y ganadería y 68 millones para la pesca. Se bonificarán un 80% los peajes eléctricos para la industria gran consumidora de energía, lo que representa 500 millones más.

En materia de transportes se inyectarán 1.000 millones para el sector; 450 millones en ayudas directas al transporte de mercancías y pasajeros y se recorta el plazo de devolución del impuesto sobre Hidrocarburos a un mes.

En ciberseguridad se aprobará un nuevo plan con 1.020 millones de euros. Se constituirá un Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General del Estado y se fortalecerá la seguridad de las nuevas redes 5G.

En materia energética para abaratar el precio de la electricidad a hogares y empresas se va a presentar la la Comisión Europea de inmediato una medida excepcional y temporal de fijación de un precio de referencia del gas para bajar los precios de la electricidad de forma urgente.

Se actualiza el régimen retributivo de las energías renovables, con una rebaja retributiva del 55% en 2022 y un ahorro de 1.800 millones. Esto aliviará aún más a industrias y familias. Y se fomentarán nuevas medidas para fomentar este tipo de energía.

Se extenderá hasta el 30 de junio el mecanismo para reducir el exceso de beneficios en el mercado eléctrico causado por el elevado precio de cotización del gas natural en los mercados internacionales.

Se pretende así atajar la escalada de precios de la energía y apoyar a los colectivos más vulnerables y sectores más afectados. Esperemos que todas las fuerzas políticas apoyen un paquete de medidas que es imprescindible para España, aunque Vox ni siguiera se ha sentado a negociar, a ellos les importa poco los problemas de la gente.

El PP propone bajar impuestos, aunque cuando Feijóo, Ayuso y Moreno Bonilla hablan de bajar impuestos solo se refieren a los millonarios, porque a clases medias y trabajadoras siempre se los suben. Menos impuestos supone desmantelar el Estado del Bienestar y recortar educación y sanidad pública y menos recursos para pensiones, Ley de Dependencia, ERTEs y autónomos.

Los datos económicos son buenos para nuestro país, el PIB de España en 2021 creció un 5,1%, el mayor aumento en 21 años y este Gobierno y su Presidente van a continuar adoptando las medidas necesarias para continuar creciendo y creando empleo sin dejar de proteger a familias, trabajadores, pymes y autónomos.