Otras miradas

Xokas: 'not all men', pero tú sí

Nagua Alba

Psicóloga. Exdiputada en el Congreso de los Diputados

El streamer conocido como 'El Xokas', uno de los más seguidos de todo el país

Este martes se ha hecho viral un fragmento de un directo del streamer El Xokas, un tipo con casi un millón de seguidores, un largo historial de polémicas y cuya seña de identidad es la violencia verbal y el insulto. En éste clip, narra que un "trucazo" para ligar es salir de noche y no beber alcohol. Cuenta que sus colegas "se divertían mucho llevándose a pibas que estaban colocadas", así, para ellos era "muy fácil ligar". Mujeres que estando sobrias los habrían rechazado, al borde de la inconsciencia accedían a irse con ellos a casa.

Esta no es la primera vez que El Xokas genera debate en torno a su machismo. En vísperas del 8M de este mismo año, el streamer ya protagonizó una polémica por cómo respondió a un comentario en el que le señalaban que lo notaban cansado durante un directo.  Él contestó "espero ver a tu madre hoy por la noche y le voy a decir que la veo más gorda a la muy puta. Lo primero que le voy a decir: oye, has engordado, pedazo de zorra". Tras esto, muchos de sus seguidores, e incluso varios medios deportivos que relataron el episodio, adujeron que ser algo faltón es lo que hace único a Xokas, que golpea a todo el mundo por igual, ya sean hombres o mujeres (y por tanto no es machista) y que tiene derecho a expresarse en su canal de Twich como le dé la gana, que para eso existe la libertad de expresión y al fin al cabo, si lo siguen tantas personas, algo de verdad habrá en lo que dice.

Y es que cada vez que se critica a El Xokas por machista, brotan sus hordas de seguidores y compañeros streamers y lo defienden. Porque El Xokas no es machista, él mismo se reivindicó feminista hace unos años; aunque en realidad no haría falta, ya que la igualdad está conquistada y como mucho "hay un pequeño sector de machismo al igual que de misandria, pero que es pequeño y por eso España no es machista". "Dejad de inventaros cosas, dejad de victimizaros" llegó a decir aquel 8 de marzo de 2019. Puede que haya "un pequeño porcentaje de desequilibrados mentales" que odian a las mujeres, pero chicas, no seáis exageradas, not all men.

Desgraciadamente, y parafraseando a @BuArena, hay que darle un disgusto al streamer: Xokas, not all men, pero tú sí.

Sí, El Xokas es un machista, porque insultar a todo el mundo no implica hacerlo de igual manera, imaginar decirle a una mujer "oye, has engordado, pedazo de zorra" es machismo (tip rápido para detectarlo: pon la frase en masculino y dirigida a un señor en vez de a una señora y verás qué magia); libertad de expresión no implica ausencia de responsabilidad moral cuando uno se regodea sistemáticamente en la violencia delante de cientos de miles de personas; y el hecho de que alguien tenga casi un millón de seguidores no legitima su discurso, sino que le hace aún más responsable de las consecuencias del mismo.

El Xokas es un machista porque lo que él denomina ligar, se acerca más bien a violar. Más allá del hecho de que eso es un delito, resulta muy preocupante que todavía hoy sean mayoría quienes aceptan como algo normal tener sexo con una mujer que solo lo consiente (que no desea) porque su consciencia está mermada, pero si estuviera sobria no lo haría. El problema es que para gente como ellos, violación es solo eso que pasa cuando un tipo (preferiblemente extranjero, drogadicto o directamente "loco") espera a una mujer tras una esquina oscura y la amenaza con una navaja para obligarla a tener sexo con él. En sus cabezas no entra que la gran mayoría de las violaciones no se dan en ese contexto, sino en el entorno cercano de las mujeres e incluso siendo estas en cierto sentido "consentidas" (que no deseadas, ni consensuadas).

Este debate nos pone frente a la cultura de la violación, y lo lejos que estamos de acabar con ella. Discursos como ese legitiman a los hombres para disponer de nosotras a placer, como meros objetos y al margen de qué deseemos y hacen que tipos como El Xokas, sus colegas y muchos hombres de los que nos rodean puedan ser violadores con absoluta impunidad y ninguna con(s)ciencia de lo que hacen.  Y a la vez aleccionan a las mujeres. Cuando el streamer cuenta esa anécdota, está poniendo su granito de arena a un sistema que utiliza el miedo a ser violadas para que nos estemos quietas. Nerea Barjola lo explica maravillosamente en Microfísica Sexista del Poder. Con su trucazo, el streamer nos está diciendo que si salimos y nos emborrachamos ya sabemos a lo que nos exponemos, que no es culpa de sus colegas si nos violan, sino nuestra.

Cerraba El Xokas la polémica del pasado 8M con un vídeo en el que exigía a sus seguidores "un poquito más de empatía". Yo no aspiro a tanto, me conformaría con pedirle a él que deje de hacer apología de la violación.