Otras miradas

El contrato de relevo, una herramienta eficaz para la industria

Pedro Luis Hojas Cancho

Secretario General de UGT FICA

Trabajadores del sector de automoción. -David Zorrakino / Europa Press
Trabajadores del sector de automoción. -David Zorrakino / Europa Press

El contrato de relevo vinculado a la jubilación parcial se ha relevado como una herramienta imprescindible para nuestro mercado laboral y para el conjunto de la industria de nuestro país.

En un contexto económico como el actual, marcado por las consecuencias de dos años de pandemia, por el encarecimiento de las materias prima, y la subida desorbitada del precio de la energía, además de los efectos económicos negativos derivados de la invasión de Ucrania, como la excesiva inflación y la alteración de la estructura de los sectores productivos de los países afectados, el uso de la jubilación parcial acompañada del contrato de relevo resulta vital, a juicio de UGT FICA, para poder seguir contando, más allá de 2022, con una figura contractual de la que se beneficien tanto las empresas como las personas trabajadoras, anclando el tejido industrial en el territorio y evitando ajustes en las plantillas.

Y es que, además de facilitar la salida de los trabajadores de mayor edad, el contrato de relevo permite la incorporación al mundo del trabajo de miles de jóvenes que buscan un empleo de calidad y con condiciones dignas, propiciando un relevo generacional muy necesario para la economía en general, y para nuestra industria en particular. Por lo tanto, y a diferencia de otras fórmulas de contratación, el contrato de relevo posibilita que miles de jóvenes no entren en el mercado laboral por la puerta de la temporalidad y la precariedad, sino por el de la calidad y los derechos, ya que ofrece igualdad de condiciones en el empleo y en el salario del joven respecto al resto de trabajadores de la empresa, junto a la posibilidad de desarrollarse en la misma.

Otro aspecto que considero importante es el hecho de que el trabajador relevado y el relevista coincidan en el mismo puesto de trabajo durante un  período de tiempo, lo que facilita la transmisión del conocimiento acumulado por el trabajador de más edad durante toda su carrera profesional sin que esta se pierda. Esta formación "cara a cara" constituye un incentivo más, junto a la bonificación de la cuota de las empresas a la Seguridad Social en caso de convertir en indefinidos los contratos de relevo, para que miles de empresas puedan optar por esta modalidad contractual.

De hecho, entre los meses de enero y junio de este año, se han registrado un total de 3.448 contratos de relevo en España. El número de contratos de esta modalidad firmados en nuestro país se mantenido en la horquilla de los 15.537 firmados en 2016 a los 8.275 del año pasado, y todo ello a pesar del endurecimiento en las condiciones de acceso aprobado por el gobierno del PP, y modificado a finales de 2018 por el actual Ministerio de Industria.

Desde UGT FICA exigimos al Gobierno de coalición que promueva iniciativas trasversales como la prórroga de la vigencia del actual contrato de relevo antes de que finalice el año, ya que se trata de una fórmula que ha demostrado sobradamente que beneficia tanto a personas trabajadoras como a empresas, además de constituir una garantía de empleo de calidad, de fomento de la contratación indefinida y de incremento de la productividad de las empresas.

Medidas como esta deben facilitar, a nuestro juicio, el necesario cambio de paradigma hacia un modelo de economía circular y sostenible, que apueste decididamente por la industria y la reindustrialización del país como elementos fundamentales del cambio de modelo productivo, tan necesario para el crecimiento de la economía española.

Finalmente, esperamos que el Gobierno sea sensible a las necesidades de nuestra economía y, además de prorrogar el contrato de relevo, amplíe el ámbito de afectación del mismo más allá de la industria manufacturera, al objeto de multiplicar los efectos beneficiosos del contrato de relevo al conjunto de la industria y de sectores productivos de nuestra economía, como, por ejemplo, el de la construcción que, además, necesita cubrir con urgencia miles de puestos de trabajo especializados. En UGT FICA entendemos que, lo que es bueno para la industria manufacturera, también es bueno para el conjunto de sectores productivos de nuestra economía.