Otras miradas

Red Bus de Alta Velocidad: la revolución del transporte público madrileño

Rita Maestre

Portavoz y concejala de Más Madrid en el Ayuntamiento por Más Madrid

Esther Gómez

Concejala del Ayuntamiento de Madrid por Más Madrid

Dos autobuses de las líneas 147 y 133 de la Empresa Municipal de Transportes madrileña (EMT). -Eduardo Parra / Europa Press
Dos autobuses de las líneas 147 y 133 de la Empresa Municipal de Transportes madrileña (EMT). -Eduardo Parra / Europa Press

Madrid es una ciudad en crecimiento, pero redes como la de Metro o Cercanías llevan 15 años estancadas. Madrid ha cambiado mucho en estos años, pero su transporte no, por eso necesitamos una auténtica revolución en el transporte, que reduzca el tiempo que pasa la gente desplazándose porque no hay suficientes conexiones, que sea más sostenible y que llegue a los nuevos barrios.

Como concejalas del grupo municipal Más Madrid en el Ayuntamiento, pensamos en cómo hacer que este magnífico transporte público que tenemos siga mejorando. Por ejemplo, las redes de Metro y Cercanías llevan 15 años sin crecer y los barrios exteriores a la M-30 y los PAU tienen grandes carencias de transporte. Es crucial que los gobiernos madrileños apuesten e inviertan mucho más en este servicio público. Ponernos a la cabeza en este asunto es posible, solo hacen falta ganas de resolver los problemas, nuevas ideas y voluntad de llevarlas a cabo.

En Más Madrid llevamos tres años soñando a lo grande y aplicando nuestro conocimiento técnico para que los madrileños y madrileñas de todos los rincones de la ciudad tengan las mismas oportunidades a la hora de desplazarse. Por qué no, que acabe ya la odisea para muchos de ellos, que se dejan media vida en ir al trabajo porque tienen una mala combinación o porque hay menos frecuencias. Madrid necesita una revolución del transporte público para cubrir las carencias y actualizar la red.

Tras meses de trabajo, esta semana presentamos nuestra Red de Bus de Alta Velocidad (Red BAV). Proponemos un nuevo sistema de transporte en bus, parecido a la red de Metro, pero en superficie. Es el impulso definitivo para que la EMT gane más velocidad, conectividad y llegue a zonas hasta ahora aisladas.

Esta red estará formada por autobuses eléctricos de alta capacidad, es decir, más grandes que los convencionales y cero emisiones. Gracias a su piso bajo continuo y los andenes adaptados, los usuarios -también las personas mayores, las de movilidad reducida, familias con carro de bebé, etc.- podrán subir y bajar más rápido. La rápida accesibilidad, junto al aumento de frecuencias, los carriles reservados para su circulación y que los semáforos se pongan verdes al paso del bus, permitirán que se acorten los tiempos de los desplazamientos incluso a más de la mitad. Para empezar, hemos propuesto que la Red BAV tenga once líneas, 155 vehículos, 207 kilómetros de plataformas reservadas y 300.000 plazas adicionales en hora punta.

Hemos puesto el nombre de M-35 a la línea principal que tendrá la red; una línea semicircular que discurrirá por nueve de los distritos exteriores de la M-30. Así se resuelve un problema histórico de nuestra ciudad, descargar la línea 6 de Metro (la gris, la circular) y permitir unir barrios sin que se tenga que pasar por el centro. Asimismo, la red conectará con trece líneas de metro y con el resto nuevas líneas BAV; tendrá un eje norte-sur que unirá la Castellana con Villaverde; varios ejes este-oeste; líneas radiales a los PAU y ejes en algunas entradas a la ciudad, como la A-42 o la A-5. También se acabará con el aislamiento de zonas como El Cañaveral, Rejas, Aravaca o Valdebebas.

El proyecto, además, transformará importantes calles de nuestra ciudad, nuevas zonas verdes, espacio para la bici y el peatón... Queremos que Madrid sea una capital puntera en transporte público, que cuide la proximidad, la movilidad de cercanía a pie y en bici. Esto será posible con un gobierno valiente y comprometido. Será una realidad a partir de 2023.