Opinion · Otras miradas

El futuro: la pregunta que debe responder el PSOE

David Cid

 Coordinador Nacional de Iniciativa per Catalunya – Verds

David Cid 
Coordinador Nacional de Iniciativa per Catalunya – Verds

El próximo 26 de junio los ciudadanos y ciudadanas del estado español volveremos a las urnas. No era el escenario deseado ni lo que necesitaba la ciudadanía, que como confirman los datos de la última EPA, con el paro en el 21 por ciento, sigue viviendo la crisis de manera descarnada.

Lejos de la tentación y la estrategia del bipartidismo de convertir la campaña en una tertulia televisiva sobre quién tiene la culpa de la nueva convocatoria electoral, las fuerzas del cambio deben entender que en unas elecciones obviamente se debe hacer balance, pero sobre todo se debe ofrecer un proyecto de futuro.

Nuestro balance debe seguir siendo sobre los 4 años negros de Rajoy y del PP. De corrupción, paro y recortes. De la crisis del bipartidismo. No hagamos el juego al PP, que espera y sobretodo desea una campaña y un relato centrado solo en lo que ha sucedido estos cuatro meses. Las elecciones son una segunda vuelta sí, pero sobre un gobierno que ha actuado contra la ciudanía. Ni la ley mordaza, ni la LOMCE, la reforma laboral o el impuesto al sol han desaparecido. Seguimos teniendo que parar desahucios en la calle y desde los ayuntamientos del cambio. Son leyes con nombres y apellidos: Rajoy-PP.

Pero como decía debemos volver a explicar cuál es nuestro proyecto para sacar a la gente del atolladero en la que el bipartismo la ha metido. Canalizar la esperanza de cambio de toda aquella gente que la está perdiendo. La ilusión, de nuevo junto a las propuestas concretas para resolver los problemas de la gente, debe ser nuestra hoja de ruta.

Y hablar claro. Hablar de lo que nadie habla. Hablar sobre Europa y sobre qué respuesta le vamos a dar a la UE sobre la exigencia de nuevos recortes. Explicar qué queremos hacer después del 26 de junio y con quién. Salimos a ganar, para que el cambio no se detenga, para que sea un cambio real y para, sobretodo, que no sea recambio gatopardiano de la mano de Rivera y Ciudadanos, que como hemos visto para eso han sido creados.

Pero sabemos que estamos en un escenario en el que no habrá mayorías absolutas. Y nosotros hablamos claro, queremos un gobierno de cambio pero un gobierno de progreso. Sí lo queremos liderar, pero desde el dialogo y el acuerdo. Y esa es la pregunta que debemos hacerle al PSOE, sobre el futuro. ¿Qué va hacer el PSOE el 26 de junio y con quién? ¿El PSC volverá a avalar un pacto con Ciudadanos al que conocemos muy bien desde Catalunya o apostará por el acuerdo con En Comú Podem? La fuerzas del cambio, la confluencia, lo tenemos claro, un gobierno del cambio y para la gente no es un gobierno con Ciudadanos ni con el PP. Ésta es y será la pregunta sobre la que debe girar el 26 de junio, sobre el futuro. Y esta vez el PSOE no puede esquivar su respuesta.