Otras miradas

¡Aquí empieza a hacer mucho calor! (De COPs, de retrasos y de lentitudes)

Joan Capdevila i Esteve

Diputado de ERC

Un miembro del personal de seguridad junto al cartel de la COP27 durante la sesión plenaria de clausura de la cumbre climática en el centro turístico del Mar Rojo de Sharm el-Sheikh (Egipto). REUTERS/Mohamed Abd El Ghany
Un miembro del personal de seguridad junto al cartel de la COP27 durante la sesión plenaria de clausura de la cumbre climática en el centro turístico del Mar Rojo de Sharm el-Sheikh (Egipto). REUTERS/Mohamed Abd El Ghany

De mi primera COP, y ya van cuatro, se me quedó una metáfora contada por un Sir Humphrey Appleby de la alta administración ambiental del Estado, que haberlos haylos: mire usted, diputado, esto consiste en que se está incendiando el edificio... y vamos convocando juntas de vecinos para ver que hay que hacer. Exageraba con la metáfora el mandarín un poco, pues incluso quien suscribe ha visto avances, pero de momento palmariamente insuficientes para detener el avance hacia un calentamiento global que difícilmente hará habitable el planeta para nuestra especie y otras.

Esta COP será la de las pérdidas y daños, una reclamación histórica del Sur Global; cosas muy serias: islas que se hunden, migración climática, sequía y hambrunas, epidemias. Pues bien, el Sharm-El-Sheikh Implementation Plan, con la inclusión de un fondo financiero para las pérdidas y daños, da el paso adelante que le permite salvar la papeleta... pero poquito, porque ya veremos: hará falta un comité (otro) que proponga la definición de casi todo: proceso para la financiación, donantes, beneficiarios y criterios para la selección de proyectos. Y se creará un nuevo fondo (otro, sí, los que hay no les valen) con forma de facility, que será más guay pero que tardará mas a ponerse en funcionamiento...

De combustibles fósiles, tan poco, que es casi un ya se lo miramos: "abandono progresivo del uso del carbón y la supresión de las ayudas públicas ineficientes a los combustibles fósiles". Al pódium de las ambiguedades. Propone, eso sí, la necesidad de invertir 4 trillones de dólares al año renovables... mientras equipara renovables con "Energías de bajas emisiones", y mirando hacia otro lado en cuanto al cumplimiento de lo ya comprometido.

Y aún demos gracias, contra pronósticos agoreros nada infundados, esta ha sido la COP que no ha relajado la ambiciòn climática, manteniendo la fijada en Glasgow de los 1,5° C y habrá que preguntarle a Teresa Ribera qué ocurrió en el sanedrín ambiental la noche del viernes, para que la UE propusiese romper la baraja y marcharse a casa por primera vez sin ni un triste documento si no se mantenía dicho objetivo.

Ya ven, cada día más calor, y venga con las reuniones.