Otras miradas

Moreno Bonilla con la cabeza en Madrid y los ojos cerrados a la realidad

Miguel Ángel Heredia

Portavoz de Hacienda y Senador por el PSOE de Málaga

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. -Álex Zea / Europa Press
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. -Álex Zea / Europa Press

A Moreno Bonilla le ha faltado coraje, justo lo que no puede faltarle a alguien que dirige una comunidad tan grande e importante como Andalucía. Le falta coraje, porque no ha sido capaz de debatir ante la enmienda a la totalidad contra los presupuestos andaluces de 2023 que ha presentado el Secretario General del PSOE-A y presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Juan Espadas. ¿Qué teme el presidente andaluz?

¿Temerá dañar su imagen? Porque Juanma Moreno está hoy más preocupado por lo que ocurre en Madrid que por los problemas que afectan a los andaluces. Le importa más que se achicharre Feijóo para poder irse a Génova, que las familias andaluzas que no llegan a fin de mes. Le importa más su interés personal que los andaluces.

El líder socialista Juan Espadas planteó una crítica bien argumentada a la gestión de Moreno. Comenzó diciendo que la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) prevé para Andalucía un crecimiento menor para 2022 y 2023 en un punto y medio, y lo que es más grave, un punto por debajo de lo que va a crecer España.

Además con Juanma Moreno, Andalucía es la comunidad con más paro de España; el PIB andaluz crece mucho menos que la media española; el número de contratos cae un 5,4% mientras en España crece un 2,8%; el IPC aumenta más en Andalucía que en España y la inversión extranjera desciende un 45% este año, mientras en España crece un 87%. ¿Se esconderá por esto Moreno Bonilla?

El presupuesto histórico que ha presentado el presidente andaluz está trucado, porque lo único que es histórico son los recursos que el Gobierno de Pedro Sánchez ha destinado a Andalucía. 5.500 millones más de financiación del Estado frente al recorte de 6.200 millones que hizo el Gobierno de Rajoy. ¡No somos lo mismo! ¿Por esto no quiere debatir el presidente andaluz con el líder socialista andaluz?

Moreno Bonilla regala impuestos a los millonarios mientras el presupuesto en sanidad, educación y en políticas sociales crece menos que el presupuesto total. El presidente andaluz destina 1.300 millones más para publicidad y altos cargos, pero no pone ni un solo euro para ampliar el Bono Joven al Alquiler. ¡No somos lo mismo!

Y por cierto, lo que cuesta hacer fijos a los 12.000 sanitarios que aún no saben si en diciembre se irán al paro, que son 456 millones, es la mitad de lo que Moreno Bonilla regala en impuestos a los más ricos. Esto sí, los conciertos con la sanidad privada crecerán un 20% el próximo año. ¿Por esto no quiere dar la cara el presidente andaluz?

El PP promete pero no cumple. De los 5.200 millones previstos para inversiones en 2022 a finales de octubre sólo había ejecutado 1.200 millones, el 23% del total, un porcentaje ridículo. Recortan un 12,5% los fondos para apoyar a las familias y disminuye un 4% las políticas de Protección contra la Violencia de Género ¡Tremendo! Reducen las unidades educativas, pero no la ratio en las aulas. Y recortan 119 millones en políticas de empleo pese a ser Andalucía la región con más paro. Y además tienen en un cajón 108 millones de ayudas para autónomos sin gastar.

¿Se ocultará por todo esto el líder del PP andaluz ante las numerosas propuestas sobre empleo, crecimiento económico y políticas sociales planteadas por el Secretario General del PSOE de Andalucía, Juan Espadas?

A Juanma Moreno le ha quedado un presupuesto muy de derechas, y es que él siempre fue muy de derechas. Pero ahora conocemos además que ni nunca tuvo la voluntad de diálogo que prometió ni tampoco tiene el coraje ni de defender sus propios presupuestos. Cada día queda más claro que este no es el presidente que necesita Andalucía, porque está más preocupado por él mismo que por los andaluces.