Otras miradas

Es machismo, señor Hernando

María Navarro

Por Periodista en La Cafetera de @radiocable. Autora del blog Sihayperosquevalgan.com 

Por María Navarro
Periodista en La Cafetera de @radiocable. Autora del blog Sihayperosquevalgan.com
 

Cuando el portavoz del grupo del Gobierno, Rafael Hernando, lanza un comentario machista como el que ha lanzado a la diputada Irene Montero nos lo está diciendo a todas. No porque se lo diga a Irene Montero, sino porque se lo dice a una persona, a una mujer, a una de nosotras.

Porque Rafael Hernando es el portavoz del grupo de un Gobierno que esperamos que no piense lo mismo que su portavoz. Porque, cuando a una mujer en su puesto de trabajo se le califica por su intimidad y no por su trabajo, es machismo.

Ese afán de superioridad que ha mostrado el señor Hernando más tarde, dando el aprobado a Irene Montero en un intento de arreglar su destrozo, es machismo.

Y que ciertas manos aplaudieran las siguientes palabras de Rafael Hernando, es machismo:

"Hay quien dice que estuvo mejor la señora Montero que usted, pero no diré yo esto porque si no... no sé qué voy a provocar en esa relación".

Después, Rafael Hernando lo quiso arreglar, como digo, dando el aprobado a Irene Montero: "Tengo una gran estima, es una buena portavoz, le quedan muchas cosas por hacer en esta Cámara". Sólo ha faltado que Irene Montero le dijera ‘gracias’, en tono irónico, claro está. Es lo que algunas (y a lo mejor, muchas) le habríamos contestado al señor Hernando. El portavoz del PP primero ha sido machista y luego -como lo calificarían algunos- ‘cuñado’, intentando quedar bien con la diputada siendo aún más machista, poniéndole nota y diciendo que le parece una buena portavoz.

Lo peor de todo esto es que, insisto, Rafael Hernando es portavoz del Gobierno de España y ha recibido aplausos por hacer este comentario machista.

Cuando parecía que se iba superando el argumento de que Irene Montero es antes ‘novia de’ que diputada, va Rafael Hernando (portavoz del Gobierno) y recupera en perjuicio de todas las mujeres de este país un argumento tan simplista como machista.

Se puede ser del partido que se quiera. Pero, en ningún caso y bajo ningún concepto, un cargo público puede transmitir un mensaje machista como ha hecho Hernando. Porque, entonces, como portavoz que es, tendríamos que pensar que todo el Partido Popular comparte ese machismo. Cosa que ni espero ni creo.

Quizá no considere que su intención era intentar la humillación de la portavoz de Podemos pero sí es la intencionalidad que sus palabras han mostrado. ¿Por qué tiene que exponer ante millones de personas la vida personal de una diputada para hablar de su profesionalidad? ¿Para darle su aprobación profesional segundos más tarde? Eso es machismo.

Señor Hernando, siendo o no consciente, ha protagonizado usted un comportamiento que muchas mujeres sufren. Somos profesionales antes que ‘novias de’. Lo contrario es machismo.

Como ve, he sido capaz de hablar de Irene Montero sin mencionar de quién es novia, qué amigas/os tiene, cuál es su familia o qué gustos tiene. ¿Lo ve? No es tan difícil hablar de una diputada sin tener que mencionar su vida privada.

Al contrario de lo que ha hecho hoy usted, que es machismo, señor Hernando.