En bicicleta por Pekín

En Pekín como en casa

En pleno centro de Pekín, a un paseo de la Ciudad Prohibida, las instituciones españolas han convertido las dos últimas plantas de la Torre de Beijing en el salón de estar de una casa española. Como nos explica Teresa de La Lombana, que está colaborando en la promoción de Madrid 2016, la Casa de España es "un centro de reunión", un lugar donde celebrar las medallas de oro, por donde han pasado varias personalidades españolas (entre ellas Gallardón, Samaranch o el Príncipe) y un sitio en el que los deportistas pueden desconectar de su vida olímpica.

En las instalaciones, de auténtico lujo, se pueden leer algunos periódicos españoles, obtener información sobre la ciudad de Pekín, echar un vistazo a la candidatura de Madrid 2016 o seguir las competiciones olímpicas a través de las televisiones. De España se han traído los mejores alimentos y vinos. Si hay suerte, tal vez venga la Tuna (tres tuneros de Tarragona estuvieron por allí el viernes). Si no, tal vez haya competición de "lanzamiento de hueso de oliva".

Aunque cada vez que estoy en el extranjero intento escapar de todo lo que huela a la madre patria, hay que reconocer que en la Casa de España se respira buen rollito. Con sonrisas como la de Teresa y una comida tan rica como la de Paco (Francisco Martínez), más de uno se sentirá en Pekín como en casa:

Por cierto, que la Casa de España también es un lugar interesante para comprobar la forma en la que pueden trabajar, codo con codo, españoles y chinos. En el vídeo se puede percibir un poco de ese ambiente de trabajo chino-español.