En bicicleta por Pekín

Corazón chino

El lunes pasado, China ganaba varias medallas de oro y seguía encabezando la clasificación con un total de nueve. Esta era la portada del Beijing Morning Post (北京晨报) al día siguiente:

mi-corazon-chino1.jpg

La mujer que acapara la portada ni compite con el equipo chino ni ganó ninguna medalla de oro. De hecho, se fue a las primeras de cambio y no consiguió estar entre las 32 mejores. Se trata de Luan Jujie (栾菊杰), originaria de China, primera y única ganadora de una medalla de oro en esgrima para su país natal en 1984 y que ahora compite bajo la bandera de Canadá.

Luan Jujie, que tiene hoy 50 años y tres hijas, lució tras su derrota un letrero en el que se podía leer "¡Hola Patria!" (祖国好), en un claro guiño a los miles de aficionados chinos que la consideran su ídolo. Los chinos admiran su brillante trayectoria profesional, su coraje para seguir compitiendo a pesar de su edad y el amor por su país natal.

En el periódico se ahonda en las numerosas muestras de simpatía hacia China que Luan dio tras su derrota. En la portada, en grandes caracteres, se puede leer "Mi corazón chino", mientras en las páginas interiores se explica cómo cuando el público vio el letrero con el ¡Hola Patria! "el estadio se llenó de emoción" y los aplausos "estuvieron a punto de hacerla llorar". Luan, preguntada por los periodistas, siguió dando explicaciones: "Saqué el letrero porque hace 20 años la que me entrenó fue China, ella me llevó a lo más alto de la esgrima. Y hoy he vuelto (…) así que con ese letrero quería darle las gracias a mi patria".

Como Luan, muchos deportistas de origen chino compiten hoy para otros países. Es un fenómeno que pasa con muchas otras nacionalidades, pero que en el caso chino tiene especial importancia por su cantidad, sus en muchos casos todavía fuertes vínculos con el país de origen y porque estas Olimpiadas son en Pekín. Muchos se sienten compitiendo en casa durante estos Juegos.

El fenómeno es espectacular en ping-pong, donde de los 16 equipos femeninos que compiten en estos Juegos, 12 tienen jugadores que han nacido en China. Entre ellas están dos nacionalizadas españolas, Fang Zhu y Yanfei Shen, que se unen al más conocido He Zhi Wen. En algunas competiciones, como ping-pong o bádminton, los principales rivales de los chinos son estos "otros chinos".

En este mundo cada vez más globalizado, donde las fronteras y nacionalidades dejan muchas veces de tener sentido, es interesante comprobar las reacciones de estos deportistas (¿están más con el país adoptivo o con el natal?) y del público (¿los consideran héroes o traidores?). China ha sido el país que ha dado más emigrantes al mundo (por su tamaño y sus trágicos siglos XIX y XX) y el concepto de la Gran China (muchos defienden que un concepto sobre todo raza-nación) sigue funcionando en el imaginario colectivo de este país. Luan Jujie es un buen ejemplo.