En bicicleta por Pekín

Noche de boxeo

Al fin, después de tanto tiempo, ayer llegó el gran día. La primera vez que iba a ver una competición olímpica en Pekín. La prueba, además, era espectacular: preliminares de boxeo de 54 y 57 kilos. Apasionante. No conocía a ninguno de los deportistas ni había ningún español, pero el experimento fue curioso.

Para empezar, había bastante circo olímpico a las puertas del estadio. La estrella fue este tailandés, que acompañado por la música de su compatriota montó un pequeño show a las puertas del Gimnasio de los Trabajadores.

Ya dentro, el espectáculo lo dio la afición de Mongolia. Aunque para mí la competición no era muy emocionante, ellos disfrutaron como locos con la victoria de su boxeador.

El éxtasis fue tan grande que incluso convencieron a un bebé chino para que apoyara a su equipo:

ninochinomongol.jpg

Por cierto, el Gimnasio de los Trabajadores, donde se celebra la competición de boxeo, es muy bonito. Por fuera casi parece una plaza de toros.

gimnasio-trabajadores.jpg