En bicicleta por Pekín

Maolimpiadas

Aunque en la Ceremonia de Inauguración no hubo ni rastro de Mao Zedong, estaba claro que su cara se iba a relacionar de alguna forma con los Juegos Olímpicos. El acontecimiento deportivo más importante en la historia de China no podía escapar a uno de sus personajes más conocidos en el mundo. Una de las primeras publicaciones que le relacionó con los Juegos Olímpicos fue Brutus, una revista japonesa de moda. Esta era su portada de hace tres meses:

mao-brutus.jpg

La segunda foto, más reciente, es mucho más clara en la unión de Olimpiadas y Mao. Su autor, que se "inspiró" en la imagen de la revista japonesa, puso directamente los cinco anillos de los Juegos sobre la camiseta roja deportiva.

olympic-mao1.jpg

El autor es Rocky Leung, director creativo de Life magazine (生活), que se sintió muy decepcionado porque Mao Zedong no hubiera aparecido en la Ceremonia de Inauguración de los juegos. En su blog, Rocky Leung dice que "estas Olimpiadas son celebradas en la China del siglo XXI, no en la del siglo XIX", y se queja de que "la China moderna apenas estuviera en la Ceremonia". Todo esto le parece "una cosa triste para toda la nación".

Convertido en Dios durante la Revolución Cultural e inmortalizado por Andy Warhol en los 70, la cara de Mao Zedong se ha convertido en un icono. Su figura aparece en tazas, relojes, camisetas y carteras. Hay bares que tienen su nombre (por ejemplo, el excelente Mao Livehouse, en Pekín) y algunas de las obras con su cara se han vendido por millones de dólares. Es curioso, además, como esta figura ha seducido tanto a chinos como a extranjeros. Muchos de los occidentales que vienen a China de vacaciones suelen volver a casa con algún recuerdo de Mao (sobre todo el Libro Rojo).

La verdad es que no hacía falta tirar de Photoshop para conseguir una instantánea de Mao con algún logotipo o imagen de los Juegos. Frente a la Universidad de Ciencia y Tecnología, donde se han celebrado las competiciones de judo y taekwondo, se pueden sacar fotos como estas:

mao1.jpg

mao5.jpg

mao3.jpg

En China, la versión oficial resume el legado de Mao Zedong como un 70% positivo y un 30% negativo. Como en otros temas, en este país todavía no ha habido una revisión histórica libre de intereses políticos. Tal vez algún día la haya. Y, entonces, más de un extranjero (o chino) se preguntará por qué guardaba en el cajón de su mesilla el reloj y el Libro Rojo de Mao.

Links:

- Pósters de Propaganda China, de Stefan R. Landsberger.

- Noticia vía Danwei.