FLASH – El héroe de nuestro tiempo.

Berto Romero.

flashbaixa1.jpg

 

¿Se acuerdan de Flash, el superhéroe? Se trata de un vigilante enmascarado creación del guionista Gardner Fox y el dibujante Harry Lampert en la década de los 40 del siglo XX (me encanta decir esto) para DC Comics. Posee el poder de la supervelocidad, y esto lo convierte en el gran héroe anti-zen que lo hace todo súper rápido. Fue muy famoso hace años aunque ahora se mantiene en un segundo plano.

Hablo de Flash cuando en realidad es Spiderman quien ha sido noticia esta semana. El protagonista de una de las franquicias cinematográficas más rentables de los últimos años del cine de Hollywood vivirá una cuarta aventura de su reciente saga, si bien dejará de ser interpretado por Toby Maguire y dirigido por Sam Raimi. Desavenencias entre actor y director y la productora Sony Pictures son las causantes del cambio de responsables. Y además, han anunciado, la cuarta entrega será una reinvención del personaje. O sea, se volverá a contar la misma historia desde el principio, con otro estilo y otro equipo creativo. La mirada puesta, obviamente, en la exitosa reinterpretación del “Batman Begins” que dirigió Christopher Nolan con Christian Bale en la piel del justiciero, que ya habían adaptado a su vez para el cine Tim Burton y Michael Keaton.

Yo no soy de los que se echan las manos a la cabeza ante el remake como concepto. Pienso que incluso algunas veces -aunque hayan sido las menos- se ha conseguido igualar cuando no mejorar el original, o por lo menos ofrecer interesantes variaciones. Pero su uso se ha extendido tanto que rodar “una película de un musical basado a su vez en una película” (“Nine” o “Los Productores”, por ejemplo) no es ni tan siquiera una excentricidad sino algo más o menos habitual. Hace años esto era un chiste, y creo que lo hicieron en Los Simpson. Sin embargo, se acaba de romper la barrera psicológica de rehacer un material tan peligrosamente cercano en el tiempo. Entre Batman (1989) y Batman Begins (2005) transcurrieron 16 años, y ya era poco. Spiderman es de 2002.

Pronto veremos en pantalla grande todas las operaciones de ensayo-error de la industria del cine a tiempo real. Porque ¿saben a qué se dedica Flash hoy en día? Es directivo de una major de Hollywood.