Persona, animal o cosa

JUBILARSE MA´S MAYOR - ¿Sera´ para mejor?

jubilarse-de-viejo-blog.jpg

Marta Nebot

Los cantos de sirena, que dicen desde hace tiempo que, debido al envejecimiento poblacional, habrá que retrasar la edad de jubilación para poder mantener saneada la caja de caudales de la seguridad social, empiezan a ser canción. Esta semana muchos la han cantado pero no todos los cánticos son iguales… 

El presidente de
la CEOE, Díaz Ferrán ha gorjeado: "no me parece mal" que se eleve la edad de jubilación a los 70 años o más allá de los 65; "yo tengo dos más y sigo". Dejando al margen la ironía de que conserve el puesto a pesar de AirComet, al ponerse de ejemplo parece que no entiende que no todos los trabajos son iguales. Verá, Don Gerardo: es como lo del anuncio de coches que usted bien conocerá. Su eslogan es: ¿Te gusta conducir? Los que nunca han conducido uno de aquéllos, ni lo harán, piensan cuando lo ven: eso será para el que lleva semejante cochazo porque si lo que llevas es un cuatrolatas, que para acelerar lo tienes que hacer con los dos pies y descoyuntarte la cadera; lo apetecible no es conducir sino llegar de una puta vez y lo sabe todo el mundo. ¿Lo pilla ahora? No es lo mismo dirigir tus empresas, ir al trabajo en Ferrari y comer a la carta en restaurantes de más de un tenedor, que trabajar para otro, ir al curro en metro en hora punta, comer de menú de 8 euros, que lo que hagas no te llene y que sólo te sirva para pagar las facturas y mantenerte a flote.  

Otros, como el ministro de trabajo, han entonado una versión más dulce que propone seguir incentivando la permanencia voluntaria tras la edad de jubilación estipulada, concediendo "un mayor atractivo en lo profesional y en lo económico". Lo que sería fenomenal, si llegara a ser cierto. Lo mismo así se volvería a dar valor a la experiencia y al saber hacer, aunque eso cueste más que los becarios, y en unos años nos sorprenderíamos viendo que en los transportes públicos los adolescentes se levantan para dejar el asiento a los que ya no lo seremos tanto. Y si, adem’as, como parece inminente, se retrasa el merecido descanso de todos, por lo menos que los mayores que trabajen más tiempo recuperen el respeto que se les ha perdido con tanta jubilación anticipada y tanta perversión de las leyes del mercado.