Persona, animal o cosa

EL DIA DE LOS ENAMORADOS- Depende

san-valentin-blog.jpg 

MARTA NEBOT 

Cuando es algo más que el día de volver a pulir las bandas magnéticas, recién superada o no la pared de enero –este año los habrá que más que subir la cuesta con esfuerzo habrán tenido que escalarla con un arnés jugándose el tipo– me parece bien. Recordar que queremos a los más importantes una vez al año con un detalle –que no tiene porqué ser comprado, aunque sea lo más fácil y para lo que parece que nos programan– no es censurable. En este sentido el día de la pareja, del padre y de la madre son aceptables aunque creo que, para evitar agravios comparativos, habría que imponer además otras efemérides como, por ejemplo, "el Día del Bote" (para los frutos de inseminaciones). Porque, señores publicistas, también hay solteros no vocacionales. Ésos que mañana verán parejas besándose por todas partes; ésos que no sabrán dónde mirar, que no les recuerde su soledad no elegida; ésos que deberían autoregalarse algo –aunque sólo sea un ratito al sol, una palmera de chocolate o una ducha calentita sin prisas– para festejar que se quieren a sí mismos y que así es más probable que encuentren a la otra mitad de su incompleta naranja. Que habrá quien piense: ¡qué cursi que está
la Nebot! Pues sí; será que es el día. Y, volviendo al tema, también los habrá que tengan a el amor lejos o incluso en el otro barrio y los que nunca se han enamorado o no se atrevieron a reconocerlo o a confesarlo y los que, lo están pasando tan mal, que se han olvidado. La vida no siempre es fácil de amar y si no se la quiere a ella es muy difícil querer a nadie.

Todos ellos mañana atacarán ferozmente a esta celebración y es probable que convenzan mucho porque tanto corazón, lacito rojo, angelito cazador y anuncio absurdo resultan empalagosos. Que no escribiré que soy anti porque a nadie le amarga un dulce pero sí que planteo: si una de cada tres españolas finge en sus relaciones sexuales, ¿cuántos/as de los que mañana regalen también estarán cumpliendo? Que los/as habrá que se respondan: ¿y? Para lo que no tengo réplica; sólo que, como dice Saramago, llegamos adónde nos están esperando. Y, por último, artillería para los que no esperan nada: hay día hasta del váter (el 19 de noviembre); día mundial.