Persona, animal o cosa

EMOTICONOS - Contra los malentendidos.

Berto Romero

emoticonos_mikel_jaso.jpg

El día que el ser humano inventó la comunicación escrita dio un paso de gigante en favor de la perpetuación de sus pensamientos. De la misma manera, ese mismo gigante batió el récord mundial de salto de longitud en lo que se refiere a la pequeña historia del malentendido. No hay nada como la escritura para dar lugar a una mala interpretación. Algunos me dirán que la culpa la tiene una "mala escritura". Lo sé, el lenguaje nos ofrece una gran variedad léxica con la que expresar mil y una sutilezas, pero les hablo desde el siglo XXI del mail apresurado, el SMS y el tweet.

Frecuentemente, y haciendo gala de una más que remarcable falta de criterio, algunos medios de comunicación me hacen entrevistas dada mi condición de "famoso de baja intensidad" (éste es un término que me he sacado de la manga para aplicármelo a mí mismo y cuyo uso les cedo gratuitamente, si lo necesitan). Cuando se trata de entrevistas concedidas a la prensa escrita, no hay vez que no abra dicho diario o revista para consultar mis palabras sin que me recorra un escalofrío. Y ya no es sólo porque algunos periodistas, con manifiesta inquina, se afanen en descontextualizar cualquier comentario para convertirlo en una provocadora puya, buscando polémica debajo de las piedras para vender ejemplares. Es que cualquier declaración hecha en tono jocoso en una conversación se puede convertir en una afirmación hiriente cuando es desprovista del tono en que fue expresada. Mi caso es poco importante, ya que lo que yo pueda decir tiene la misma utilidad que un cenicero en una moto y tanta trascendencia, por fortuna, como la pegatina  de una cerrajería en un transbordador espacial. Sin embargo, en mi corta trayectoria en este trabajo mío, ya he podido vivir algunos quebraderos de cabeza (modestos, quebraderitos) por esta razón.

Existe ahí el "emoticono". Se trata de esas pequeñas piezas construidas con signos de puntuación que simulan una expresión facial, tales como la sonrisa : ) la sonrisa con guiño ; ) y muchísimas variantes más, algunas tan especificas como incomprensibles para el interlocutor. Su utilización siempre me ha dado un poco de rabia, porque me parece que infantilizan el texto. Sin embargo, parecen ser la única forma posible de evitar malentendidos.

Así que espero que acaben de pasar un domingo : ) con alguna que otra XD y pocos :S Dicho sea todo esto desde el más sincero ; )